ACS ha cuantificado un impacto de 800 millones en patrimonio y de, al menos, 97 millones en resultados su no presencia en el consejo de Administración de Iberdrola. En la vista celebrada en Bilbao para la adopción de medidas cautelares de suspensión de dos acuerdos de la Junta de Iberdrola, la eléctrica ha alegado que la constructora es un "competidor directo" y que su entrada en el consejo podría poner en riesgo 1.400 millones.

El Palacio de Justicia de Bilbao ha acogido hoy la vista en la que se debe dirimir la petición de ACS de que se suspenda cautelarmente los acuerdos de la Junta de Iberdrola que impugnó y que impidieron su entrada en el Consejo de Administración de la eléctrica. La resolución se conocerá el próximo lunes.

En concreto, el grupo constructor ha recurrido dos acuerdos de la junta de Iberdrola celebrada el pasado 26 de marzo. El correspondiente al cese del consejero que había designado en la eléctrica y el referente a la reducción a 14 del número de miembros del consejo de administración de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán.

En el transcurso de la vista, la defensa de ACS ha acusado a Iberdrola de causar un perjuicio "irreparable" a la compañía por no permitirle su entrada en el consejo de Administración y ha afirmado que la eléctrica ha actuado de "mala fe" y con "incoherencia".

En concreto, tras negar que ACS sea un competidor de Iberdrola, ha asegurado el hecho de que la empresa de Florentino Pérez no pueda contabilizar su participación en Iberdrola utilizando el sistema de puesta en equivalencia supone un perjuicio de 800 millones en patrimonio, al menos 97 millones en resultados, 1.130 millones en capitalización o 1.720 millones en su capacidad de endeudamiento.

Por su parte, Iberdrola ha defendido que está acreditado que ACS es un "competidor directo" y que hay una competencia "estructural y permanente" entre ambas compañías, principalmente, en el área de energías renovables e ingeniería.

La eléctrica afirma que la entrada de ACS en su consejo de Administración le causaría "perjuicio" y el impacto podría ser de 1.400 millones, que es el Ebitda correspondiente a las divisiones de ingeniería y energía renovables. (

Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.