'Mejorar Ciudad, Espacios y Convivencia' es el principal objetivo que persigue el proyecto REHABITAT de la Unión Europea, del que la capital aragonesa es jefe de filas a través de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, y cuyo Comité de Dirección se reúne en Zaragoza este jueves y viernes, días 8 y 9 de julio, para definir sus estrategias para la revitalización urbana y la integración social.

Según ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en un comunicado, se trata de una iniciativa que forma parte del Programa Operativo de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra 2007-2013, que está financiado al 65 por ciento por el Fondo Europeo de desarrollo Regional (FEDER).

El Proyecto REHABITAT ha comenzado en junio del pasado año y finalizará en el mismo mes de 2012, cuenta con un presupuesto de 2.607.553 euros y de él forman parte como socios, además de Zaragoza, las sociedades ADIGSA de la Generalitat de Catalunya y O.A.L. Viviendas Municipales de Bilbao, y los ayuntamientos de Toulouse y Aureilhan (Francia).

Esta actuación se desarrolla como continuidad del proyecto REVITASUD, que también fue liderado por Zaragoza Vivienda, enmarcado en el Programa Operativo de la misma iniciativa comunitaria del periodo anterior 2000-2006. El proyecto incide en esta ocasión en dos necesidades básicas detectadas en el anterior periodo: la revitalización urbana y la integración social basada en la participación social.

Cuenta con cuatro ejes principales de desarrollo: establecimiento de una metodología de actuación en revitalización urbana, creación de una red de conocimiento de profesionales, la perdurabilidad temporal y el desarrollo de un Plan de Mantenimiento y Gestión de los espacios comunes.

El territorio transfronterizo en el que se ubican los cinco socios incluye entornos urbanos en los que existe una población con características comunes que se encuentra en riesgo de exclusión social. Se trata de zonas con un progresivo deterioro social y edificatorio, en las que se pretende desarrollar un plan de mejora de espacios comunes mediante la implicación directa de los propios residentes, fomentando de esta forma su inclusión en el mercado laboral y en la sociedad, así como mejorar la convivencia y fomentar entre los vecinos una cultura de mantenimiento del entorno.

A partir de los objetivos generales compartidos por los cinco socios, cada ciudad los adapta a su realidad concreta. En Zaragoza, el proyecto pretende iniciar un proceso participativo con los vecinos de las dos zonas de actuación, los barrios de Oliver y Miralbueno, para implicarlos en la rehabilitación de los espacios comunes, así como en su mantenimiento posterior.

En la última fase se formará a un grupo de residentes, para que ellos mismos lleven a cabo la remodelación física de estas zonas y conseguir una mejora de la convivencia social y, por tanto, de la convivencia y la calidad de vida de los vecinos.

"En Zaragoza tenemos más de 25 años de experiencia en intervenciones sociourbanísticas para impulsar la revitalización de zonas degradadas de la ciudad y la integración social de sus vecinos, pero estos problemas son comunes en ciudades a ambos lados de los Pirineos.

Poner en común la forma de abordarlos y de buscar soluciones integradas es muy importante para conocer si avanzamos por el mejor camino", ha indicado al respecto el consejero de Cultura, Grandes Proyectos, Medio Ambiente y Participación Ciudadana y responsable de Zaragoza Vivienda, Jerónimo Blasco.

Entre las actividades previstas en las dos jornadas de la reunión de REHABITAT, los asistentes participarán además, en el Museo Pablo Gargallo, a la conferencia 'Ciudad difusa y ciudad compacta: comparación de trayectorias urbanas de Toulouse y Zaragoza', organizada dentro de la Semana de Toulouse en Zaragoza; visitarán el Centro Comunitario del Barrio Oliver y realizarán un recorrido por la ciudad para conocer distintas intervenciones municipales de revitalización urbana, entre ellas los PERIs de Armas-Casta Álvarez y San Bruno.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.