Éstos recuerdan que la mayoría de los pubs y discotecas están en zonas saturadas, así que la situación seguiría siendo la misma o fomentaría abrir locales fuera de las áreas vetadas. Están de acuerdo con el endurecimiento de las sanciones (hasta  600.000 1) siempre que se ajuste a la normativa. Los discobares proponen que dejen que todos los locales cierren a las 4.30 h. y las discotecas a las 5.30 h. Los hosteleros se reúnen hoy para analizar la normativa y pedirán ayuda a los grupos parlamentarios.