El canónigo de la Catedral de Valencia Bernardo Bañuls Fontana ha fallecido esta mañana, a los 82 años, en su domicilio de la capital valenciana. El arzobispo, monseñor Carlos Osoro, presidirá mañana, a las 9.00 horas, la misa exequial por su eterno descanso en la Catedral, en la que era canónigo desde 1991, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Bañuls, natural de la localidad valenciana de Alzira, fue uno de los impulsores de la diócesis chilena de Copiapó, a donde viajó en 1959 con el primer grupo de misioneros valencianos.

Tras la ceremonia de mañana, que será concelebrada por el Cabildo catedralicio, los restos mortales de Bañuls recibirán sepultura en el Panteón del Cabildo del Cementerio General de Valencia.

Bernardo Bañuls Fontana, cuya muerte ha sido repentina, ya que ayer mismo fue a la Seo a concelebrar con el resto de canónigos, fue ecónomo diocesano del Arzobispado de 1984 a 1995, aunque anteriormente fue también director de la Administración diocesana de 1977 a 1984.

Tras recibir la ordenación sacerdotal en 1951 y ser vicario parroquial de los Santos Juanes de Cullera y párroco de la iglesia Sangre de Cristo de Cullera, Bañuls viajó a Chile a través de la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA), "siendo así uno de los primeros valencianos en llegar a esta recién creada diócesis de Copiapó, en donde ocupó cargos relevantes como el de vicario general, canciller secretario y rector del Seminario", han indicado las mismas fuentes.

Igualmente, entre otros oficios y responsabilidades pastorales, fue párroco en la iglesia de San Juan Bautista de Manises y capellán del Monasterio de Santa Úrsula de Valencia, de 1975 a 1984, así como de centros sanitarios, entre ellos, el Sanatorio de Porta Coeli en 1965.

Consulta aquí más noticias de Valencia.