La moción del concejal ultraderechista militante de Partit per Catalunya (PxCat) Josep Maria Gili, que solicitaba prohibir el 'burka' en instalaciones municipales de Tàrrega, no ha prosperado en el pleno municipal celebrado este viernes.

Han votado en contra los 10 concejales del equipo de gobierno —AIPN-PSC, ERC e ICV— y a favor los grupos de la oposición —los seis concejales de CiU— y el independiente Josep Maria Gili, han informado a Europa Press fuentes municipales.

Tàrrega es la segunda ciudad leridana, tras Balaguer, en la que fracasa la propuesta de prohibir en edificios municipales el velo islámico integral como el 'burka' o el 'niqab' prendas que Lleida decidió vetar el 28 de mayo convirtiéndose en la primera ciudad española que tomaba la medida.

El concejal de ICV, Miquel Gascón, tras rechazar la moción ha dicho que su grupo "está en contra de la utilización del 'burka' y de cualquier opresión pero a su modo de ver la prohibición puede agredir a la víctima y ese no es el sistema de una cultura integradora".

Por su parte, el republicano Jordi Ramon ha señalado que ésta era una moción que no tiene sentido en Tàrrega "porque no hay ninguna mujer que lleve esas prendas y porque los servicios de medicación están haciendo un buen trabajo".

Precisamente hoy, el Ayuntamiento de Lleida ha aprobado la modificación de la ordenanza que regula el acceso a instalaciones para formalizar la prohibición que contempla multas de hasta 600 euros.

Con una población de 15.150 habitantes, Tàrrega, está gobernada por AIPN-PSC, ERC e ICV, que juntos suman 10 de los 17 concejales. El alcalde, Joan Amezaga, es militante de AIPN. En la oposición está CiU, con 6 concejales; y Gili, del grupo no adscrito. Gili se presentó a las elecciones encabezando la Plataforma per Catalunya, grupo del que se escindió el PxCat. Antes de militar en PxCat pasó al grupo no adscrito.

Consulta aquí más noticias de Lleida.