Hotel Ritz
El hotel Ritz, de Londres. (Imagen tomada de Wikipedia) Dickbauch

Un camionero desempleado del norte de Inglaterra fue declarado este viernes culpable por un tribunal de Londres de haber obtenido dinero de personas a las que mintió asegurándoles que podían comprar el hotel Ritz de la ciudad por la atractiva cantidad de 250 millones de libras (302 millones de euros).

El procesado timó más de un millón de euros a un hombre que quería comprar el hotel

Según la acusación, Anthony Lee, de 49 años, elaboró un minucioso plan para obtener capital de personas interesadas en adquirir propiedades emblemáticas, como el histórico hotel, actualmente en manos de los hermanos Barclay.

Lee, cuya sentencia de cárcel se dictará el 27 de julio, obtuvo hasta un millón de libras (1,2 millones de euros) de un tal Terence Collins, al que convenció de que era amigo de los multimillonarios gemelos, quienes, por su carácter reservado, querían llevar a cabo la transacción en secreto.

"El típico defraudador"

Sin embargo, en el juicio, que se prolongó cuatro semanas, los empresarios declararon que no conocían a Lee.

La Policía del condado de Yorkshire, que investigó el caso durante dos años, describió a Lee como "el típico defraudador".

Lee dio casi la mitad del dinero a su amigo Patrick Dolan, de 68 años, quien se lo gastó en apuestas y juergas

Collins recabó apoyo económico para pagar el millón de libras en diciembre de 2006 del millonario financiero holandés Marcus Boekhoorn, quien acudió a testificar en su avión privado.

Lee, que estaba en bancarrota en la época del timo, dio casi la mitad de ese dinero a su amigo Patrick Dolan, de 68 años, quien se lo gastó en apuestas y juergas porque, según declaró ante el tribunal, "no hay tiendas en la tumba".

El jurado del tribunal de Southwark halló al ex camionero culpable de obtener dinero con engaños, pero no del cargo de conspiración para defraudar, del que también estaba acusado Dolan, que igualmente fue absuelto.