Los apicultores de Tenerife no han logrado 'aguarecer' un kilo de miel de retama de El Teide y el resto de la producción ha bajado en un 41,3 por ciento debido a un tiempo "catastrófico", según han explicado desde la Casa de La Miel.

Los datos registrados hasta el momento en este centro de apícola, dependiente del Cabildo de Tenerife, reflejan que habrá 6.000 kilos de miel menos, si bien en la isla la bajada supondrá en total unos 30.000 kilos menos con un total de 150.000 kilos.

Desde la Casa de La Miel, y en declaraciones a Europa Press, han explicado que si bien ha sido un buen año de lluvias y, por tanto, con flores, llegó un invierno frío e irregular con heladas cuando empezó la floración lo que ha perjudicado la labor de las abejas y mermado, por tanto, la producción.

Este año, según datos de esta entidad, se han registrado 569 explotaciones en la isla con un total de 12.500 colmenas con una producción media entre 12 y 13 kilos, cuando normalmente suele estar por encima de los 15.

En cuanto a la obtención de una denominación de origen para la miel tinerfeña, desde la Casa de la Miel han señalado que hay varios argumentos para obtener este sello de calidad, quizás, el más importante es que "la materia prima de la que se alimentan las abejas en Tenerife es única". Al menos el 50% de las plantas existentes y donde se colocan las almenas son endémicas de Tenerife.

Así, "no existe ningún otro lugar en el mundo en donde esté la retama de El Teide", precisaron. Asimismo, existen argumentos históricos como la trashumancia que mantienen los apicultores que llevan las colmenas de la costa hasta el Teide con una tradición que hace únicos los sabores de la miel. Asimismo junto con Apiten se ha realizados con 900 lotes de miel durante 13 años sobre la calidad del producto realizado con "rigor".