El alcalde de Écija (Sevilla), Juan Wic (PSOE), y el delegado provincial de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, Francisco Obregón, han inaugurado hoy la iluminación exterior de la iglesia conventual de San Francisco, un templo de estilo neoclásico enclavado en el entorno monumental de la Plaza de España o del Salón y que conserva algunos elementos del siglo XV. El nuevo equipamiento proyecta luz uniforme en la fachada, las cubiertas y la espadaña del monumento tras la instalación acometida por 'Mariscal Montajes Eléctricos S.A.'.

Gracias a esta actuación, gozan de iluminación artística las fachadas, las cubiertas y la espadaña de la iglesia conventual de este monumento de estilo neoclásico que antiguamente funcionase como convento de la Orden franciscana. El templo, sometido recientemente a unas obras de restauración protagonizadas por la empresa especializada 'Imesapi S.A.', consta de tres naves y un crucero, lugar en el que se conservan bóvedas góticas de la época en la que se fundó, mientras la portada que comunica la iglesia con la Plaza de España pertenece al siglo XVII.

Retablo mayor

En su interior se alberga un retablo mayor considerado como uno de los más importantes iconos del barroco astigitano del siglo XVIII. Posee, además, una rica composición donde se venera la Inmaculada Milagrosa, en la hornacina principal. A la derecha e izquierda, Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Asís, y en el remate la Visión de San Antonio.

El coro es de líneas neoclásicas y la espadaña mas pequeña es considerada una interesante obra del siglo XV, quizá la obra más antigua de la iglesia. El siglo XVIII fue decisivo para el templo, pudiendo centrarse en el segundo tercio del mismo el conjunto más importante de obras. En efecto, la cúpula de media naranja que cubre la capilla mayor, el revestimiento de los pilares y las bóvedas de cañón corresponden a este momento, aunque el destacado aire neoclásico del conjunto demuestra una obra posterior.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.