La Junta Local de Gobierno del Ayuntamiento de Teruel aprobará el próximo martes el convenio de colaboración que después se firmará con el Departamento de Política Territorial del Gobierno de Aragón, por el que el Ejecutivo autónomo destinará un millón de euros del pago pendiente de la construcción de la Vía Perimetral de Barrios (VPB). El Fondo de Inversiones, a través de los remanentes de años anteriores, aportará otro millón de euros.

El vicepresidente del Urban, Luis Muñoz, ha reconocido que todavía restan por pagar a la empresa constructora de la VPB, Acciona, casi 3 millones de euros. Según ha avanzado, "este año no se podrá pagar el resto, pero estoy convencido de que el año que viene, en el Fondo de Inversiones va a haber una cantidad similar", de forma que Acciona "nos va a dar un respiro".

Por otro lado, Muñoz ha señalado que las negociaciones con la misma empresa para establecer quién debe pagar las obras de contención de uno de los taludes de la vía, que ha sufrido desprendimientos, no han tenido resultados y el consistorio ha iniciado los trámites administrativos.

Así, la dirección de obra ha emitido un informe en el que se refleja que la solución "pasa por tender el talud". El consistorio ha remitido el informe a Acciona y "se les ha dado un plazo para que contesten si van a ejecutar la obra o no y si va a cumplir o no, y en ese caso por qué motivo, la orden que ha dado la dirección de obra".

Si la empresa se niega a pagar, "nos plantearíamos la posibilidad de ejecutar las obras por parte del Ayuntamiento y luego derivar el coste de esta actuación a quien resulte responsable de ese expediente abierto".

Consulta aquí más noticias de Teruel.