Las tres fases de mayor intensidad de circulación de la operación salida de verano coincidirán con fines de semana, lo que dificultará "enormemente" el tráfico, según anunciaron hoy en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, y el director provincial de Tráfico, Francisco Jiménez, quienes pidieron a los conductores que "extremen" la precaución en sus desplazamientos.

En la presentación de la Operación Verano 2010, que se pone en marcha para garantizar la fluidez del tráfico, el delegado explicó que la primera de sus fases, que arranca esta tarde y se prolongará hasta el próximo domingo, día 4 de julio, prevé más de 126.000 desplazamientos del total de 2,6 millones que se esperan en las carreteras de la Región de Murcia en los meses de julio y agosto.

La próxima fase está prevista para el primer fin de semana de agosto, concretamente del viernes 30 de julio al domingo 1 de agosto y, por último, los desplazamientos de regreso se estiman del sábado, 28 de agosto, al martes, 31 de agosto, fechas que también coinciden en fin de semana, según González Tovar, quien explicó que el dispositivo para controlar los desplazamientos estará compuesto por 500 agentes.

De los 500 agentes, 260 pertenecen a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, mientras que los 240 restantes pertenecen a otras unidades de ese mismo cuerpo o de las distintas policías locales. Todos ellos realizarán una especial vigilancia de los conductores motos, motocicletas y peatones, que son los usuarios "más sensibles a las consecuencias de un accidente".

De hecho, durante el verano de 2009, este colectivo registró un total de 16 fallecidos, poco más de la mitad de los 30 accidentes registrados en el periodo estival del pasado año, y dos más que en el mismo periodo del año 2008. Asimismo, González Tovar hizo hincapié en los conductores de este tipo de vehículos, que son los únicos que aumentaron el número de víctimas entre el primer semestre de 2009 y el de 2010.

Por este motivo, puso de relieve "el margen de mejora" en la vigilancia de estos conductores. En concreto, en el primer semestre de 2010 fallecieron seis usuarios de motocicletas, frente a los tres del mismo periodo de 2009; las carreteras murcianas también registraron dos ocupantes de ciclomotor fallecidos mientras que en el primer semestre del año pasado no hubo ninguno.

En este sentido, Jiménez ha destacado que se va a efectuar "una vigilancia especial con coches camuflados, a los automovilistas que comparten la vía junto a ciclistas y motoristas", y advirtió que los agentes sancionarán a los automovilistas que no respeten las distancias de seguridad y pongan en peligro la seguridad de los conductores de este tipo de vehículos.

González Tovar ha subrayado que los conductores tienen la mayor parte de responsabilidad en la reducción de la siniestraliedad en las carreteras. "Cada Vez hay menos víctimas mortales y los objetivos se están consiguiendo pero es fundamental que los usuarios respeten el cumplimiento de las normas y señales de tráfico" indicó.

Balance accidentes y recomendaciones

El objetivo de la operación salida de verano es que el balance de siniestros y víctimas "arroje mejores resultados que su precedente". Así, explicaron que las víctimas por accidentes de tráfico en verano "han descendido en los últimos años, al pasar de los 41 muertos que hubo en 203 y 2004 a los 34 de 205, y bajando a los 31 de 2006, los 25 de 2007 y los 18 del año 2008. Todo ello con la excepción del año 2009, en el que la cifra subió a 30.

Jiménez recordó que se cumple el cuarto año de la aplicación del carné por puntos, que ha salvado la vida de 224 personas desde su puesta en marcha, y explicó que en los primeros meses del 2010 se han registrado un total de 21 fallecidos, lo que supone un descenso del 38,23 por ciento con respecto al 2009, en el que hubo 34 muertos y recuerda que se debe continuar disminuyendo el número de accidentes en las carreteras.

"Es algo bastante espectacular si tenemos en cuenta que antes del 2003 en la Región de Murcia fallecían todos los años 150 personas", apuntó, por lo que mostró su esperanza en que, de continuar los datos de siniestralidad semejantes a los del primer semestre del año "podremos bajar de los 50 fallecidos al año".

Jiménez recordó que esta tarde comienza la operación salida del verano y alertó que las zonas con más afluencia de tráfico serán la autovía A-7, en el enlace de la N-301 en Espinardo y las carreteras del litoral.

Como novedad este año, González Tovar ha indicado que, para falicitar a los profesionales de los servicios de emergencia y a las Fuerzas de Seguridad la localización de los familiares y amigos en caso de accidente, se añada en la agenda del teléfono móvil como primer contacto "A/A + el nombre y teléfono de la persona que se quiera avisar en caso de que se produzca un siniestro".

Por otra parte, recordó que "el consumo de alcohol es incompatible con la conducción" y advirtió de la necesidad de adecuar la conducción a las condiciones climatológicas y de la carretera. "Debemos ser estrictos en el cumplimiento de todas las normas de circulación y adoptar las mimas precauciones al realizar desplazamientos cortos que en los de largo recorrido" remarcó.

Consulta aquí más noticias de Murcia.