El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, ha afirmado que el "problema" de los chiringuitos distribuidos por la autonomía "no está todavía zanjado", aunque ha resaltado la voluntad "flexible" para encontrar una solución por parte, al menos, del Gobierno.

Peralta se ha pronunciado en estos términos en una rueda de prensa en la que ha hecho un balance de las actuaciones del Gobierno en la Comunitat, al ser preguntado por si se había dado por zanjado el problema de los chiringuitos en la costa de la autonomía.

Al respecto, el delegado ha resaltado que una cifra cercana a los 400 chiringuitos "están ahora funcionando con absoluta normalidad", ya que "sólo existen problemas en un número inferior a 40", en cuanto a la superficie de la terraza reclamada.

En este tema, ha recordado que el Ministerio ya ha manifestado, en reiteradas ocasiones, su voluntad de llegar a un acuerdo, y a tal efecto ha celebrado hace un mes una reunión en Madrid en la que se acordó que se avanzaría en las negociaciones con cada uno de los emplazamientos interesados.

Tras ello, ha señalado que los propietarios de los chiringuitos han mantenido nuevas reuniones, al igual que el Ministerio, y ha habido "contactos informales". Así, ha subrayado que el problema "no está todavía zanjado, pero está situado en sus justos términos, en una discrepancia en cuanto a la superficie de la terraza de la que deben disponer algunos establecimientos". "Creo —ha agreagado— que hay voluntad de ser flexibles y de encontrar una solución, por lo menos por parte del Ministerio".

Consulta aquí más noticias de Valencia.