La Policía Foral ha controlado hasta el momento un total de 4.900 vehículos y realizado 82 denuncias en el marco del dispositivo especial de la Operación Salida que comenzó a las 15 horas del miércoles, 30 de junio, y se prolongará hasta el próximo domingo, día 4 de julio.

En concreto, en ese primer día de la operación de inicio de vacaciones los agentes del área de Tráfico y Seguridad Vial de la Policía Foral pertenecientes a las comisarías de Tudela y Pamplona controlaron 2.400 vehículos y detectaron 46 infracciones por exceso de velocidad. Además, se realizaron tres denuncias por asuntos relacionados con la ITV, el cinturón de seguridad y alcoholemia positiva.

En la mañana del jueves, día 1 de julio, agentes pertenecientes a la comisaría de Tudela controlaron 1.600 vehículos y realizaron 16 denuncias. Uno de los conductores denunciados resultó ser un vecino de Valtierra de 80 años, que fue detectado cuando circulaba a 181 kilómetros por hora en la Autopista de Navarra, AP-15, a la altura de Marcilla. En el resto de Navarra se controlaron 900 vehículos y se denunciaron 20 infracciones.

Al margen de los controles intensivos de la operación salida, en estos dos días se han realizado 33 denuncias por otros asuntos relacionados con materias de transporte o documentación.

Además de la Operación Salida, desde ayer y hasta el 14 de julio se están desarrollando controles conjuntos de alcoholemia entre la Policía Foral y la Policía Municipal de Pamplona. En este contexto, ayer se realizaron 43 pruebas, sin que ningún conductor diera positivo en ellas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.