El hombre que, presuntamente, agredió a este cura y que pasará a disposición judicial en las próximas horas, se ocultó tras una de las columnas del garaje colectivo del bloque en el que vive el sacerdote, esperando a que terminase de estacionar su vehículo, tras lo que le atacó con un cuchillo de cocina.

El agresor, que, al parecer, tiene trastornos psiquiátricos, cruzó unas palabras con la víctima, F.P.N., que sigue en activo como párroco en Benajarafe y Chilches, en Vélez-Málaga (Málaga), y a la que decía conocer, atacándola con el cuchillo y provocándole tres heridas en cuello y costado, por lo que tuvo que ser trasladada al hospital Carlos Haya.

Tras la agresión, el individuo, J.A.A.Z., de 42 años y nacido en Málaga y vecino de Fuengirola, se deshizo del arma, dejándola caer en el garaje, para huir a la carrera del lugar de los hechos, la calle Arenal.

Un ciudadano que pasaba por la calle observó que el individuo salía del aparcamiento con la ropa manchada de sangre, así como la víctima, cubriéndose las heridas del cuello con sus propias manos. Ante esto, logró retener al presunto agresor hasta la llegada de la Policía Local, que procedió a su detención.

Tras ello, los policías locales localizaron el cuchillo con el que se llevó a cabo la agresión, procediendo a trasladar al detenido hasta dependencias policiales con el fin de efectuar el correspondiente atestado sobre los hechos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.