Primera víctima mortal del temporal de lluvia y viento que azota Canarias

Una mujer murió el martes al ser arrastrada por el agua en el barranco de Fañabé Alto, en el sur de Tenerife, convirtiéndose en la primera víctima mortal como consecuencia de las fuertes lluvias y el viento que afectan a Canarias. Otra mujer en apuros pudo ser rescatada con vida.   
Un turismo recorre una vía mojada por la lluvia en Santa Cruz de Tenerife
Un turismo recorre una vía mojada por la lluvia en Santa Cruz de Tenerife
Efe

Según el servicio de emergencias 112, hacia las 16:30 horas vecinos de la zona vieron cómo el agua arrastraba a dos mujeres en el barranco y pudieron rescatar a una de ellas, una joven de 17 años que fue trasladada a un centro de salud.

La otra mujer no pudo ser localizada, por lo que el 112 avisó a Policía Nacional, Bomberos, Grupo de Intervención de Emergencias, Servicio Canario de Salud y Policía Local.

Los bomberos localizaron finalmente a la mujer, que se encontraba en parada cardiorrespiratoria, y le practicaron maniobras de reanimación, aunque cuando llegó el personal del Servicio de Urgencias Canario sólo pudo certificar el fallecimiento. Se ignora la identidad u otros datos de la mujer fallecida. Esta es la primera víctima como consecuencia de la

condiciones de viento y lluvia que afectan a Canarias, que se encuentra en situación de alerta por una borrasca que afecta principalmente a las zonas suroeste de las islas.

Las lluvias podrían aumentar de intensidad

Las fuertes lluvias registradas en distintas zonas de Canarias podrían aumentar de intensidad hasta dejar 60 litros de agua por metro cuadrado en 12 horas o de 30 litros en 1 hora, anunció el Gobierno Autónomo en una actualización de la alerta que declaró desde el  lunes.

Los chubascos moderados persistentes, que han causado algunos desprendimientos en carreteras e inundaciones de locales situados en bajos de edificios en Gran Canaria y la provincia occidental, así como inconvenientes en el tráfico rodado, se mantendrán al menos hasta este mediodía, acompañados de fuertes vientos que llegarán localmente a superar los 100 kilómetros por hora.

Linterna siempre a mano

La Dirección General de Seguridad recomienda "tener siempre a mano una linterna y una radio a pilas" con sus correspondientes baterías, mantenerse informados a través de la radio y contactar con sus familiares. Si se llegara a una situación crítica, recuerda por último que

se debe llamar al número 112, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad regional, un número al que destaca que es mejor telefonear desde un móvil, ya que éstos "tienen preferencia sobre las líneas terrestres" en la recepción de dicho departamento.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento