Cinco heridos, tres de ellos graves, en una explosión en un laboratorio farmacéutico en Boecillo (Valladolid)

Cinco trabajadores, todos ellos varones, resultaron el martes heridos, dos de ellos de carácter grave y uno muy grave, en una explosión registrada en la empresa Ragactives, en el Parque Tecnológico de Boecillo (Valladolid).
El Laboratorio donde se produjo la explosión (Efe).
El Laboratorio donde se produjo la explosión (Efe).
Efe

Curiosamente, la empresa afectada pertenece al grupo Crystal Pharma, la misma que en 2003 y 2004 ya fue escenario de otros dos siniestros de estas mismas características.

El más grave de los heridos, A.L.B, de 45 años, fue evacuado en un helicóptero hasta la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Universitario de Getafe (Madrid). Además de estar calificado de "gran quemado", sufre amputación de la mano izquierda y varios dedos de la derecha.

Por su parte, en el Clínico permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) J.V.M, de 31 años, con quemaduras de tercer grado en las cuatro extremidades e insuficiencia respiratoria, y M.M.B, de 28 años, que presenta una herida inciso-contusa en la pierna izquierda, así como quemaduras en la cara. Ambos son heridos de pronóstico grave.

En el mismo centro permanece ingresado en observación, con pronóstico menos grave, F.R.C, de 29 años, quien sufre quemaduras de primer grado en cara y mano izquierda, mientras que en el Hospital Río Hortega se encuentra también en observación L.A.B, de 56 años, quien sufrió quemaduras faciales de segundo grado. Su pronóstico es leve, según informaron fuentes de Sacyl.

Se desconocen las causas

El siniestro, cuyas causas no han sido especificadas, se produjo sobre las 11.40 horas tras producirse una gran explosión que provocó el hundimiento de parte del laboratorio químico Ragactives, dedicado al desarrollo de componentes farmacéuticos.

La explosión se produjo en uno de los reactores del laboratorio, lo que provocó que parte del techo se viniera abajo. Una trabajadora de la empresa aseguró haber visto a compañeros salir con quemaduras y ensangrentados de las instalaciones y cómo incluso alguno de ellos había perdido algún dedo.

A excepción de los cinco afectados, el resto de los empleados de la plantilla, compuesta por 45 personas, salió a la calle por su propio pie.

ACTIVADO EL CECOEM

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, Policía Municipal y de los bomberos para participar en las labores de rescate y evacuación de otros posibles afectados.

A su vez, la Agencia de Protección Civil e Interior de la Junta de Castilla y León activó en la sede de Valladolid el Centro de Coordinación de Emergencias (CECOEM) y ordenó, como medida preventiva, el desalojo de las instalaciones en un radio de 300 metros alrededor de la empresa afectada.

Las empresas a las que se dio orden de desalojo son Incosa, Ecoespacio, Aries Estructuras, Ibertex Laboratorios, Audiotec, SM Polar.

También se personó en el escenario de la deflagración el subdelegado del Gobierno, Cecilio Vadillo, y el delegado territorial de la Junta, Jesús García Galván, con el fin de conocer el alcance de la misma. Este último aprovechó para lanzar un mensaje de tranquilidad a los vecinos de Boecillo y trabajadores del Parque Tecnológico tras comprobar que la nube generada por la explosión no es tóxica, contrariamente a lo pensado en un primer momento, sino en todo caso de carácter irritante.

Siniestralidad en el centro

No es la primera vez que el Parque Tecnológico de Boecillo es escenario de un siniestro de estas características. El último se produjo el 17 de febrero del pasado año cuando tres operarios resultaron heridos en una explosión registrada en la empresa Crystal Pharma, a cuyo grupo pertenece Ragactives.

En aquella ocasión, los tres trabajadores se encontraban en uno de los almacenes de Crystal Pharma en el referido parque tecnológico cuando se produjo una explosión cuya onda expansiva les afectó tanto a ellos como a parte del material existente en las instalaciones.

Se da la circunstancia de que esta misma empresa sufrió ya en julio de 2003 una explosión de mayor virulencia al entrar en combustión disolventes como consecuencia de un cortocircuito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento