Ante la previsión de que la concentración de ozono en el aire alcance niveles relativamente elevados en el verano que acaba de comenzar, la Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Toledo hace un llamamiento a la población, especialmente a los grupos de riesgo propensas a padecer afecciones respiratorias, para que limiten las actividades al aire libre y las eviten en las primeras horas de la tarde en días de máxima insolación.

Según recordó el Ayuntamiento en nota de prensa, en esta época del año en que se produce una intensa radiación solar en la ciudad en las horas centrales del día, es previsible que se den las circunstancias para que la concentración de ozono en el aire alcance niveles altos.

En las circunstancias en que se encuentra la atmósfera en los días de verano, son relativamente frecuentes los días en que se sobrepasa el umbral de protección a la salud, y muy ocasionales los que se rebasa el umbral de información a la población. Al margen de los beneficios del ozono en las capas altas de la atmósfera, esta sustancia se considera un contaminante cuando está presente en el aire respirable por ser irritante para las vías respiratorias.

Aunque hasta la fecha no se ha sobrepasado el nivel de alerta, la Concejalía de Medio Ambiente recomienda a la población integrante de los grupos de riesgo que limiten en lo posible la exposición y actividades al aire libre en las primeras horas de la tarde en días de máxima insolación.

La concentración de ozono en el aire se mide de forma continua y automática en la estación de medida integrada en la Red Automática de Control de la Calidad del Aire de Castilla-La Mancha, situada en el Parque del Crucero.

Consulta aquí más noticias de Toledo.