Megan Fox
Megan Fox en 'Jonah Hex'. Warner Bros.

No está siendo una buena temporada para la actriz y modelo Megan Fox. Después de su polémica salida de Transformers 3, pordesavenencias con el director Michael Bay, su nombre tampoco está destacando como un gancho con el que atraer al público a los cines. Jonah Hex, su más reciente película estrenada en la que ella es la estrella femenina está siendo un estrepitoso fracaso en la taquilla norteamericana. Las críticas no han sido mejores.

La película ha costado 47 millones de dólares (unos 38 millones de euros), un presupuesto que puede considerarse moderadamente bajo para las superproducciones de Hollywood. Pero en su primera semana en cartelera en las salas estadounidenses apenas ha logrado superar los 7 millones de recaudación.

Los usuarios de IMDB suspenden 'Jonah Hex' con una valoración media de 4,3 sobre 10.Basada en las historietas creadas por John Albano y Tony DeZuniga, y publicados en DC Comics, mezcla el western con elementos fantásticos. Su protagonista, Jonah Hex, es un ex oficial del ejército Confederado durante la Guerra Civil norteamericana reconvertido en un cazarecompensas con dones sobrenaturales. Su principal rasgo físico es una marca que le deforma el lado derecho de su rostro.

En la adaptación dirigida por Jimmy Hayward, codirector del largometraje de animación Horton, el extraño héroe está interpretado por Josh Brolin (No es país para viejos); mientras que su principal enemigo, Turnbull, está encarnado por John Malkovich.

El personaje de Megan es secundario, el western no es precisamente un género que atraiga a los espectadores de hoy en día, y tanto la crítica como los espectadores parecen coincidir en que Jonah Hex no es una buena película: sólo 33 puntos sobre 100 en Metacritic y sólo 13 en Rotten Tomatoes;  o 4,3 de media sobre 10 es la nota, de suspenso, que recibe por parte de los usuarios de IMDb.

Pero lo cierto es que es la segunda película consecutiva con Megan Fox como uno de sus grandes reclamos publicitarios que pincha en los cines y al mismo tiempo es vapuleada por los críticos. Desde algunos sectores de Hollywood se la empieza a considerar como veneno para la taquilla.

El fracaso de 'Jennifer's Body'

En septiembre del pasado año, en España, se estrenó el filme intento de parodia de las películas de terror para adolescentes Jennifer's Body, de la que Megan era la coprotagonista junto a Amanda Seyfried. Y en aquella ocasión los resultados fueron muy similares: ingresos de unos escasos 32 millones de dólares (unos 26 millones de euros)  en los cines de todo el mundo que no cubrieron ni los costes de su bajo presupuesto de 16; y con la gran mayoría de críticas y opiniones igualmente negativas.

Entre lo próximo de la actriz está el drama de intriga Passion Play junto a Mickey Rourke, actualmente en postproducción; el thriller The Crossing y su posible participación en Piratas del Caribe 4: On Stranger Tides interpretando a una seductora y peligrosa sirena.