Las ambulancias del Summa 112 se reducirán en un 40% durante el periodo estival. Así lo ha denunciado este martes el comité de empresa de Isolux-Corsán, empresa subcontratada por la Comunidad de Madrid para prestar el servicio de urgencias del Summa. Según la Comunidad, la reducción no afectará al ciudadano porque el tiempo de atención será el mismo y se puede recurrir a Cruz Roja y Protección Civil.

La Comunidad de Madrid obliga a seguir prestando el servicio, pero sin sacarlo a concurso El comité de empresa de Isolux-Corsán ha denunciado que la empresa, subcontratada por la Comunidad para prestar el servicio de urgencias del Summa, ha anunciado que aplicará en breve un ERE que se traducirá en que saldrán a la calle sólo 40 ambulancias de las 80 habituales.

Asimismo, ha relatado que el próximo 30 de junio finaliza la concesión por cuatro años del servicio y, según les ha asegurado la dirección de la empresa, "la Comunidad de Madrid obliga a seguir prestando el servicio, pero sin sacarlo a concurso", a lo que la empresa ha contestado que "con las mismas condiciones no puede seguir" y ha decidido reducir la plantilla en un 40 ó 50%.

La empresa planteó inicialmente un ERE de extinción, que supondría despedir a entre 150 y 200 trabajadores, y ante la negativa del comité al mismo ha planteado un ERE de suspensión temporal, que supondría que los 430 trabajadores irían al paro pero temporalmente. El comité ha asegurado que, en cualquier caso, la medida "afectaría a los ciudadanos, ya que desde el próximo 1 de julio sólo saldrán a la calle 40 ambulancias de las 80 habituales".

A concurso

Un portavoz del comité ha matizado que la empresa se ha negado a facilitarles la documentación relativa a su situación, incluida la carta de la Comunidad de Madrid en la que supuestamente se explica que el servicio no saldrá a concurso y se estipulan las condiciones en las que se prestará a partir de ahora. Un portavoz de la Consejería de Sanidad ha aclarado que el concurso para prestar el servicio de transporte urgente del Summa se convocará próximamente y se otorgará antes de que acabe el año a la empresa que se considere oportuno, y lo que se ha hecho ahora es prorrogar la concesión actual.

Asimismo, ha asegurado la empresa no va a aplicar un ERE porque la Comunidad haya impuesto unas determinadas condiciones, sino "todo lo contrario", ya que "la empresa ha propuesto unas condiciones para seguir prestando el servicio". Al negociar la prórroga, Isolux-Corsán ha propuesto reducir el servicio un 40% debido a que en verano hay menos demanda y ha asegurado que el tiempo medio de espera, establecido actualmente en 30 minutos, no variará, y "el nivel de calidad será el mismo", por lo que la Consejería lo ha aceptado.

La Consejería ha incidido en que la atención a los pacientes "estará garantizada", ya que la empresa concesionaria se ha comprometido a ello y además el Summa puede pedir apoyo a Cruz Roja y a Protección Civil de las diferentes localidades en caso necesario.

Consulta aquí más noticias de Madrid.