La Xunta sólo desplegará "parcialmente" el operativo contra incendios si a 1 de julio se mantiene el mal tiempo

Medio Rural firmará el próximo lunes el convenio con las fuerzas de seguridad del Estado para que colaboren en la prevención de fuegos
El conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, en un helicóptero contra incendios
El conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, en un helicóptero contra incendios
EP

La Consellería de Medio Rural sólo desplegará "parcialmente" el operativo contra incendios si en las primeras semanas de julio —el día 1 comienza la época de máximo riesgo— se mantiene el mal tiempo en Galicia. Su objetivo es adecuar la incorporación de los efectivos a las condiciones meteorológicas.

Así lo manifestó, en declaraciones a Europa Press, el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, durante su visita hoy, junto al director xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto, a varias obras preventivas y forestales en los municipios ourensanos de Toén, A Merca y Cartelle, así como a la base de helicópteros del distrito XII —Miño-Arnoia—, situada en el monte de Pereiras.

El titular de la Administración agraria gallega señaló que la previsión es incorporar "gradualmente" a los efectivos a partir del 1 de julio, pero que todo dependerá de las condiciones meteorológicas. Al menos, sí "hasta cierto punto", como matizó, por sostener en una semana puede cambiar el tiempo y producirse "problemas". "Procuramos ahorrar lo que podemos, pero todo tiene un límite", puntualizó.

Con independencia de las condiciones meteorológicas, los efectivos contratados como refuerzo para la campaña de verano se dedicarán casi en exclusiva a la extinción de incendios. "Eso es algo que me gustaría ir cambiando poco a poco porque es verdad que hay muchas jornadas del verano que se podrían aprovechar para otras cosas", expuso.

No obstante, apuntó la existencia de "problemas logísticos importantes" para ello, por lo que consideró que es cuestión de una progresiva adaptación.

"cuanto más cuidado,

Menos arde",

Pero "no se puede limpiar"

Tras su visita a distintas actuaciones preventivas en montes de los tres municipios ourensanos, Juárez recordó que la Xunta promueve las labores silvícolas en aquellos montes conveniados con la Administración gallega. "Es verdad que el monte cuanto mejor cuidado está, menos arde", afirmó a Europa Press.

Sin embargo, puntualizó que este tipo de trabajos se hacen en los montes que gestiona la Xunta, mientras que en los de titularidad privada "lo normal" es que las realicen los propietarios.

Todo, pese a que Medio Rural se encarga de estas labores en las zonas "más conflictivas" para que los cortafuegos estén "en orden" y las pistas "limpias". "Hacen de discontinuidades en caso de fuegos, aparte de que se previene que se inicien los fuegos en los bordes", explicó a Europa Press.

"Es importante toda esta labor de limpieza, pero no hay tampoco que exagerarla", manifestó al tiempo que añadió que "el monte no se puede limpiar". "Es un poco absurdo porque son dos millones de hectáreas", matizó en referencia a la superficie forestal de la comunidad gallega.LUNES,

Firma del convenio con el ejército

El conselleiro, que además hoy conoció el funcionamiento de una de las bases de helicópteros de la Xunta empleada por efectivos del distrito forestal XII, avanzó que firmará el lunes el convenio con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para que colaboren en la prevención y disuasión contra los incendios en época de máximo riesgo.

Juárez explicó que, al igual que el año pasado, habrá tres líneas de despliegue. La única diferencia en la más básica, a la que se recurrirá "si no hay mayores problemas", contará con un helicóptero menos que venía realizando labores de vigilancia y disuasión.

"No le vemos demasiada rentabilidad en función del coste", justificó, al tiempo que consideró "mucho más útiles" las patrullas de vigilancia por tierra. "No aporta tanto y, en cuanto a vigilancia, lo tenemos cubierto con nuestros medios —la Xunta dispondrá de 26 medios aéreos propios—", argumentó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento