Elena Espinosa inaugura la única playa de Melilla a mar abierto con una inversión de 16 millones de euros

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, inauguró la playa de Horcas Coloradas, la única a mar abierto que tendrá la ciudad, gracias a una inversión estatal superior a los 16 millones de euros y varios años de obras.
Elena Espinosa, hoy en Melilla
Elena Espinosa, hoy en Melilla
EP

Acompañada por el consejero de Medio Ambiente, Ramón Gavilán (PP), por ausencia del presidente Juan José Imbroda —de visita a Málaga para firmar un convenio de colaboración turística con su Ayuntamiento— y el delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, Elena Espinosa recorrió las obras y las realizaciones que se han realizado en el Paseo Marítimo abrir esta nueva playa.

En una declaración institucional sin preguntas, la titular de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino subrayó que el objeto de esta actuación ha consistido, fundamentalmente, en la construcción de un paseo peatonal de 1.712 metros de longitud y la regeneración y rehabilitación de dos playas situadas al norte y sur del vertedero existente.

Espinosa dijo que el paseo marítimo que arranca en la carretera de la Alcazaba transcurre por el acantilado próximo a dicha carretera y por encima de las obras de abrigo proyectadas para la protección del vertedero hasta llegar a la playa donde prosigue hasta su extremo norte, incluyendo las obras de protección y contención de los acantilados existentes.

La ministra dijo igualmente que se ha llevado a cabo la limpieza de gravas de las playas, situadas al norte y sur y que hasta la fecha se utilizaban de vertedero, con lo que se ha conseguido una zona de playa de arena limpia de unos 900 metros de longitud y 40 metros de anchura, todo ello ha permitido la creación de una playa de 36.000 metros cuadrados, situada en la zona norte de la ciudad. En la zona sur se ha creado otra playa que con una longitud de 210 metros.

Elena Espinosa indicó además que para la estabilidad de la playa se ha llevado a cabo un espigón al norte de la bocana de la dársena de Trepana y Galápagos y que avanza hacia el mar en dirección NNE, aproximadamente. Esta actuación conecta las zonas de baño de Trepana y Galápagos con la Cala del Morrillo y abre un frente marítimo de más de dos kilómetros, hasta ahora inaccesible y en estado de abandono.

La inversión destinada para la ejecución de este proyecto ha sido de 16,5 millones de euros (14,7 millones de euros, junto a otra partida de 1,8 millones de euros del Programa de Mantenimiento y Regeneración de las playas melillenses).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento