UGT-A y CCOO-A ven un "anticipo de huelga general" y exigen al Gobierno que replantee sus medidas

El sector público se siente "defraudado, decepcionado, engañado y traicionado" por el Gobierno que "ha roto" la negociación colectiva
Manifestación en Sevilla del sector público
Manifestación en Sevilla del sector público
EP

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, y el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, advirtieron de que la "alta participación" en la huelga general convocada hoy en el sector público "es un anticipo de lo que podría ser una huelga general" y exigieron al Gobierno central que replantee sus medidas porque no van a permitir "de ninguna manera que eso sea la senda para actuar por parte del Gobierno".

Estas declaraciones fueron efectuadas por ambos dirigentes sindicales antes de iniciarse en Sevilla la manifestación central en Andalucía convocada por CCOO-A, UGT-A y CSIF-A en contra de las medidas de recortes salariales en los empleados públicos aprobadas por Gobierno central y Junta.

Los sindicatos cifraron en un 76 por ciento el seguimiento de la huelga en el sector público en protesta contra el recorte salarial anunciado por el Gobierno y la Junta dentro de las medidas de rebaja del déficit.

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, señaló que la participación en las movilizaciones de hoy pone de manifiesto que el Gobierno debe replantearse "qué hacer a corto y medio plazo" con los empleados públicos y las medidas que "les ha echado encima". "El Gobierno debe replantearse inmediatamente la orientación de las medidas de ajuste que ha cargado sólo sobre los trabajadores", subrayó.

Asimismo, en cuanto a la participación de la huelga general cifrada por la Junta de Andalucía por debajo del diez por ciento, Pastrana dijo no sentir "ninguna sorpresa" porque "no se esperaba que el Gobierno estuviera dispuesto a reconocer el seguimiento" de la misma y apuntó que "el Gobierno va a cometer el error de intentar disfrazar el seguimiento".

Por último, destacó que "si mañana no se resuelve en la mesa de negociación de la reforma laboral la situación, habrá huelga general con la seguridad, a partir de lo de hoy, de que este país quiere demostrar al Gobierno que van a tener que buscar otras medidas".

"no seguir cediendo"

Por su parte, el secretario general de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero, destacó que esta jornada de huelga general en el sector público es un "aviso" al Gobierno para que rectifique y para que "no se atreva a seguir cediendo posiciones ante las exigencias del mercado, del capital y del sistema financiero, que son los que están obligando al Gobierno a tomar estas medidas".

"El Gobierno debe afrontar con coraje la solución de la crisis con medidas que impidan que vuelva a ocurrir esta situación", subrayó, a lo que añadió que debe combatir la economía sumergida y regular los mercados.MANIFESTACIÓN

Pasadas las 12,00 horas la cabecera de la manifestación central en Sevilla comenzó a marchar desde Puerta Jerez hasta la plaza de San Francisco, donde llegaron cerca de una hora después. En este punto, se leyó un manifiesto común de los tres sindicatos convocantes —CCOO, UGT y CSIF—.

Este manifiesto comenzaba criticando que aunque los empleados públicos no son los culpables de la crisis si la van a pagar, de manera que el colectivo se siente "defraudado, decepcionado, engañado y traicionado".

Asimismo, indicaba que "el Gobierno que abrió la legislatura presumiendo de que basaría su política y esfuerzo en no tocar el estado de bienestar y los derechos sociales ha roto ahora su promesa, mermando las políticas sociales y el gasto social".

Ante esta situación, señalaba que "no nos quedaremos con los brazos cruzados" viendo como "el Gobierno rompe acuerdos y acaba con la negociación colectiva de todo un país".

"No creemos que sea justo, que sea lo solución, había muchas otras medidas que adoptar, más justas y eficientes y que parece que el Gobierno ni siquiera se ha planteado", subrayaba el manifiesto, a lo que añadía que "parecen medidas improvisadas, tomadas con urgencia y sin haber sido meditadas".

Por último, explicaba que "no todos los empleados públicos tienen un puesto estable, no todos cobran mucho dinero y no todos trabajan de 8,00 a 15,00 horas", sin embargo, apuntaba que "sí es un colectivo al que se suele generalizar los defectos, se le desprestigia su labor y se les suele atacar, se les acusa de ser privilegiados y no se le reconoce su esfuerzo diario".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento