Según destacó en una nota de prensa que difundió para responder al PSOE extremeño, que vinculó al PP y también a NNGG con los abucheos, "la ciudad de Badajoz ha dado muestras de compromiso y ha agradecido estos actos con una afluencia de público masiva".

Sánchez exigió una "rectificación" al PSOE y recomendó también a este partido que "acepte y aguante con talante democrático la crítica ciudadana", porque el derecho a la libertad de expresión "está muy instaurado en la sociedad", y negó "categóricamente que afiliados de Nuevas Generaciones hayan organizado algún boicot a la ministra".

Así mismo retó al PSOE a que dé "un solo nombre de algún afiliado de Nuevas Generaciones" y a que aporte "pruebas sobre ese supuesto boicot organizado".

Esta mañana la portavoz del PSOE extremeño, María Ascensión Murillo, señaló en rueda de prensa que los abucheos no fueroan "casualidad", sino que todo "estaba perfectamente orquestado".

"No solamente lo han visto ciudadanos que lo han hecho llegar (al PSOE) sino que los propios concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Badajoz han visto cómo había miembros del PP y miembros de Nuevas Generaciones, e incluso que desde la tribuna de autoridades civiles se estaba coordinando esa maniobra de pitada a la llegada de la ministra de Defensa al lugar donde se celebró el Día de las Fuerzas Armadas", dijo Murillo.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.