La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera (Guitrans) alertó hoy de la "grave situación" por la que pasa este sector en el territorio histórico, con 400 empresas cerradas y una pérdida de "más de 2.000 empleos" desde 2008 cuando comenzó la actual crisis económica.

En una rueda de prensa en San Sebastián, el presidente de la Asociación, José Ignacio Cepeda, junto a los miembros de la Junta directiva de Guitrans, Martín Azpiroz y Luis María Zamora, alertó de la situación en el sector, que en enero de 2008 contaba en Gipuzkoa con "casi 12.000 trabajadores", frente a los aproximadamente 10.000 con los que cuenta actualmente, y "cerca de 2.600 empresas", unas 400 más que ahora, lo que supone una destrucción del empleo del 16,6 por ciento y una disminución del 15,5 por ciento de negocios.

"El sector se encuentra a la peor crisis de su historia", aseguró Cepeda, quien destacó que, si entidades financieras, la Administración y el propio sector "no toman medidas el resultado será catastrófico". "A nivel nacional, se han perdido 130.000 empleos de los 600.000 existentes en 2008", subrayó.

A su juicio, la crisis económica ha registrado "su máxima manifestación en 2009", ya que en el último año "se han perdido 134 empresas de transporte" en el territorio guipuzcoano, y se ha contabilizado "un descenso del 22,8 por ciento de las exportaciones, del 31,5 por ciento de las importaciones y un 32,5 por ciento en cargas".

Por estos motivos, propuso varias acciones para paliar "los efectos devastadores" económicos, sociales y empresariales de la crisis económica, las cuales que tratarán en la Asamblea General que celebrará el sábado en el Palacio Miramar de San Sebastián.

Cepeda indicó que en este encuentro tendrá especial protagonismo "la problemática" generada por la dilación en los plazos de pago, que en la actualidad "se efectúa a 90, 120, 150, 180 días o incluso más". Por este motivo, planteó regular de manera taxativa los plazos y establecer "con carácter urgente" una regulación análoga a la francesa 'Ley Gayssot', que "obliga al pago de las facturas en un plazo máximo de 30 días, por decreto".

Por otra parte, el presidente de Guitrans lamentó la "grave situación" provocada por la falta de financiación del circulante y de la inversión. "El 85,3 por ciento de las empresas que han solicitado financiación se ha encontrado con problemas, mientras que en el primer trimestre de 2009 eran el 81,2 por ciento, es decir, si el acceso a la financiación hace un año era un gran problema, hoy lo es aún mayor", apuntó.

Financiación y medidas

El presidente de Guitrans criticó que "no están revirtiendo en las empresas" las ayudas de la Administración a las entidades bancarias y financieras, que "no cumplen lo acordado para asegurar el acceso de las empresas a la financiación del circulante y de la inversión con condiciones muy superiores a las acordadas".

En este sentido, recordó que la Asociación presentó el Plan Estratégico del Transporte Guipuzcoano el pasado octubre a al Diputación de Gipuzkoa, ya que "los planes de relanzamiento de la economía que se están promoviendo no están sirviendo para nada".

Además, Guitrans solicitará "un impulso decidido" a la Administración con el objetivo de mejorar la estructura y tamaño de las empresas de transporte y, así, favorecer las fusiones, la creación de cooperativas y mejorar su competitividad, explicó.

Asimismo, reivindicó "flexibilizar la normativa social que regula los tiempos de trabajo, conducción y descanso, así como revisar el baremo sancionador aplicado en España "con un carácter abusivo, excesivo y desproporcionado, gestionado con un claro afán recaudatorio y muy superior a los de otros países del entorno lo cual nos coloca en franca desventaja".

Otras apuestas son la habilitación de ayudas para la reconversión de empresas, la mejora de infraestructuras para el transporte con áreas de descanso y aparcamientos, la implantación y uso de nuevas tecnologías en el sector o el abaratamiento del suelo para evitar la deslocalización de empresas. DESIGUALDAD

Por otra parte, Cepeda lamentó que el sector del transporte de mercancías está "claramente discriminado", ya que "es tratado como una actividad menor" cuando "es un sector fundamental que aborda todo el abanico logístico esencial para la actividad industrial y económica del país".

En este sentido, reprobó el acuerdo adoptado por las Juntas Generales de Gipuzkoa, que "en pleno periodo de crisis decidió que el transporte guipuzcoano pague por usar una infraestructura obsoleta como es la N-I, que no reúne las mínimas condiciones en materia de trazado y áreas de descanso".

Tras mostrase "totalmente en contra" de la implantación de peajes en zonas como Etxegarate, ya que "supondría la puntilla para gran número de empresas, instó al sector financiero, Administraciones y trabajadores del sector a "trabajar codo con codo" para superar "esta grave situación", ya que de no adoptarse las medidas planteadas por Guitrans "el resultado puede ser catastrófico".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.