Con motivo de la celebración hoy del Día Mundial Sin Tabaco, Estébanez junto con la directora de Drogodependencias del Gobierno vasco, Celina Pereda, el atleta vitoriano Martín Fiz, el presentador Óscar Terol, la escritora guipuzcoana Luisa Etxenike, el hostelero Fernando Eguilor y la actriz Ainhoa Aierbe ofrecieron en rueda de prensa "sus experiencias con el tabaco".

En primer lugar, Pereda, ante la futura prohibición de fumar en los espacios públicos, indicó que la reforma "busca crear espacios de convivencia donde podemos estar todos juntos".

De esta manera, indicó que la ciudadanía "va a tener más conciencia". "A todos nos ha pasado que alguien te pregunte si te molesta que fumes, y llegará un día que esa pregunta se hará al revés; llegará el día en que las personas que no fumamos no tengamos que ceder", agregó. Así mismo, destacó la importancia de la prevención y "la necesidad de atajar la edad de comienzo de fumar".

Fiz, por su parte, confesó que no sabe qué "es el tabaco" y afirmó que "hay que cambiar el tabaco por el deporte". Sin embargo, Terol se definió "como un fumador social" y confesó "dominar el vicio".

Además, indicó que sabe "lo perjudicial" que es y afirmó sentir vergüenza "cuando fuma delante de gente que no fuma". "Estoy tomando conciencia. Si tomo esta conciencia es porque antes las cosas no se estaban haciendo bien. Me doy cuenta que soy incapaz de fumar en un sitio en el que se pueda y se que estaría agrediendo. Creo que es bueno que no se fume en lugares públicos", aseveró.

De igual modo, Etxenike se mostró partidaria ante la futura prohibición de fumar en espacios públicos aunque se lamentó de que "esta media sea una prohibición y no una compresión generalizada".

La escritora, que dejó de fumar hace ocho años, destacó "lo que supone el tabaco para la salud de los que fuman y para las personas que nos rodean". "Yo creo que no fumar en un espacio público es un instrumento de cohesión social y de felicidad. Es una incursión de respeto por los demás", aseveró.

Por otro lado, Eguilor explicó que decidió prohibir fumar en sus establecimientos de hostelería "para preservar la salud de los trabajadores".

En este sentido, indicó que con el tiempo "ha conseguido más clientes", y confesó que "quienes más aprecian la prohibición de fumar son los fumadores".

Por último, Aierbe mostró su conformidad ante la existencia de espacios libres de humo. "Es muy incómodo estar en un bar contaminado de esa manera", aseveró.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.