La primera guía de esta semana es Sandrine, una francesa que vive en Potes. Cuando ella llegó a los Picos de Europa la mayoría de la gente emigraba a la ciudad y sus nuevas vecinas le decían que estaba loca. Ahora, veintinueve años después, es una ganadera más.

Andrea y Pascale llegaron hace dos años a los valles pasiegos buscando raíces y tranquilidad. Ella es italiana y él, francés. Juntos han instalado, en plena montaña, una fábrica de mermelada artesanal. En el paseo marítimo de Laredo, el programa ha quedado con Jialing, una china que hace ocho años llegó a Cantabria. Con ellos visitarán la ciudad y las marismas de Santoña.

A continuación, 'Destino España' se encontrará con Chang, el coreano más activo de Santander. Chang juega al golf, al billar, es acupuntor y árbitro de taekwondo. Con él los espectadores descubrirán la ciudad en la que quiere vivir para siempre.

En su Colombia natal, Mercedes era diseñadora de moda, aunque en Comillas trabaja como camarera. Tras nueve años en Cantabria, se ha casado, ha sido madre y ha traído a toda su familia colombiana. Mientras, Lee cuenta los encantos de las cuevas de Altamira o de Santillana del mar como si estuviera recitando a Shakespeare. Es inglés pero ha llegado a ser guía oficial de Cantabria.

Finalmente, 'Destino España' se despedirá con Vasile, un rumano que nunca imaginó que trabajaría con animales salvajes. Llegó de su país para ser remero de una trainera desde la que por cierto enseñará la bahía de Santander.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.