La Guardia Civil ha tenido conocimiento de su muerte a las 8.30 horas de hoy, cuando responsables de la citada residencia, que se encuentra en la calle de Fueros de Aragón, se han puesto en contacto para alertarles de la muerte de una de sus residentes.

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón, la anciana tenía hematomas en la cara que, según la hipótesis que se baraja, podrían haber sido producidos por los golpes propinados por otra persona, un varón también residente en el centro y con antecedentes psiquiátricos que en este momento se encuentra bajo custodia de la Benemérita.

Agentes de la Guardia Civil, desplazados al lugar de los hechos, investigan las causas y circunstancias de este presunto homicidio.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.