La Audiencia de Barcelona ha condenado a tres años de prisión a un Latin King por haber ordenado matar a cuchilladas a un menor de 14 años que se negaba a entrar en la banda juvenil.

El procesado tenía una orden de alejamiento de la víctimaEn su sentencia, la sección octava de la Audiencia condena al procesado, Byron Alfredo Pacheco, por un delito de intento de homicidio y una falta de lesiones, al haber acuchillado también a la madre de la víctima cuando intervino para defenderlo. La agresión ocurrió el 1 de septiembre de 2009 en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), cuando los Latin Kings de Barcelona hacía años que habían abandonado supuestamente la violencia y las autoridades los daban ya por legalizados.

El procesado tenía una orden de alejamiento de la víctima, porque en repetidas ocasiones había acudido al colegio donde el menor estudiaba para conminarle a unirse a la banda Latin Kings, a lo que el chico se había negado. Eludiendo la prohibición de acercamiento, el acusado y otras tres personas que no han podido ser identificadas, entre ellas un menor, acorralaron la tarde del 1 de septiembre de 2009 en plena calle al chico, que había acudido al lugar de trabajo de su madre para pedirle dinero.

El procesado se sacó de la mochila un cuchillo envuelto en cartón y, tras pasárselo al menor que lo acompañaba, le ordenó: "apuñálalo"Tras advertirle: "ahora vas a ver", según la sentencia, el procesado se sacó de la mochila un cuchillo envuelto en cartón y, tras pasárselo al menor que lo acompañaba, le ordenó: "apuñálalo". El menor dirigió entonces la arma blanca al estómago de la víctima, aunque sólo consiguió herirle en la mano que levantó en un acto reflejo de defensa.

La madre del menor acuchillado, que presenció la escena del apuñalamiento desde la ventana de su trabajo, bajó las escaleras y corrió tras los agresores de su hijo, lo que derivó en un forcejeó con los Latin Kings en el que la mujer también resultó herida de arma blanca. El tribunal rebaja en dos grados la pena por el delito de intento de homicidio, al tener en cuenta la poca efectividad del ataque del menor hacia la víctima, al tratarse posiblemente de "una persona inexperta en el uso del cuchillo" que ni siquiera llegó a pincharla.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.