Un nuevo caso de pederastia en la Iglesia. El Ministerio Público brasileño presentó una denuncia ante un tribunal de Río de Janeiro contra un sacerdote polaco, acusado de abusar de un joven de 16 años, informó este sábado la Fiscalía.

El cura, identificado por sus iniciales como M.M.S., está acusado de esposar en una cama al adolescente, que era monaguillo de la congregación, practicarle sexo oral e intentar violarlo, según un comunicado de la Fiscalía.

Dinero y amenazas

Después de forzar a su víctima, el religioso le colocó dinero en el bolsillo y le exigió silencio bajo amenazas, según la versión de la acusación.

Los hechos denunciados ocurrieron presuntamente en marzo de 2007 en la parroquia de la iglesia Divino Espíritu Santo, en Río de Janeiro, donde el sacerdote citó al joven en un momento en el que no había nadie y después de haber intercambiado con él mensajes pornográficos por Internet durante varios meses.