Según explicó el Instituto Armado en una nota, los hechos tuvieron lugar el pasado día 19 de mayo, en el interior de la vivienda del detenido, que supuestamente realizó dos disparos con una escopeta de caza que alcanzaron levemente a su hijo, que se interpuso en la trayectoria de la munición que iba dirigida a su madre.

El herido resultó con lesiones de carácter leve al recibir varios plomos a la altura del pecho y fue trasladado al centro de salud de la localidad donde fue atendido.

Como medida preventiva, le fueron retiradas a J.R.M.C. seis armas largas rayadas con sus respectivas guías de pertenencias; ocho armas cortas inutilizadas, dos de ellas rectificadas y con capacidad de hacer fuego; dos machetes y diversa munición.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión del detenido y las armas intervenidas, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Huelva.

Consulta aquí más noticias de Huelva.