KENNETH L. BOYD (NCDC)
KENNETH L. BOYD (NCDC) NCDC

La ejecución con inyección letal se produjo a las 8.00 horas (hora peninsular española) del viernes. Boyd fue condenado a la pena capital por el asesinato de su esposa y su suegro el 4 de marzo de 1988.

Easley señaló en una declaración que "tras considerar cuidadosamente los hechos y circunstancias de estos crímenes y su declaración de culpabilidad, no encuentro una razón categórica para otorgar clemencia y anular los veredictos de los jurados que han sido respaldados por tribunales estatales y federales".

La decisión del gobernador fue dada a conocer tres horas después de que el Tribunal Supremo rechazara considerar una apelación del condenado.

Otra ejecución polémica 

Pero la mortal eféméride no ha sido lo único que ha reactivado el debate sobre la pena de muerte en EEUU. El Tribunal Supremo de California acaba de confirmar la ejecución el 13 de diciembre de Stanley Tookie Williams, fundador de la banda callejera Crips y candidato al Nobel de la Paz.

Si el Supremo de EEUU o el gobernador de California Arnold Schwarzenegger no hacen nada para impedirlo, Williams será ejecutado en la fecha prevista por medio de inyección letal en la tristemente célebre prisión de San Quintín, en la bahía de San Francisco, por el asesinato de cuatro personas hace 26 años.

La defensa alega que se han cometido muchos errores en el juicio y que se han usado sobornos para incriminar al reo

Según sus abogados, se cometieron durante el juicio numerosos errores, mientras el acusado en todo momento ha reiterado su inocencia. La acusación, alegan los abogados, se basó principalmente en los testimonios de confidentes policiales y delincuentes sobornados con incentivos para mentir ante la justicia y así culpabilizar al reo.

Los seguidores de Williams le han propuesto para el Nobel de la Paz en cinco ocasiones, y alegan que los jueces deberían tener en cuenta su regeneración, reflejada en la serie de nueve libros para niños que ha escrito durante su larga estancia en prisión.

La intensa vida de Williams, de 51 años, dio lugar al filme para la televisión Redención, protagonizado por el actor ganador de un Oscar, Jamie Foxx, quien se ha convertido, junto con otras muchas estrellas de Hollywood, en uno de sus más ardientes defensores.