El sector naval vigués confía en recuperar su "actividad erosionada y prevé que todos los astilleros de la Ría tendrán nuevos contratos firmados antes de este verano, según apuntó el presidente de Navalia y del astillero Hijos de J. Barreras, Francisco González Viñas.

En su intervención durante el acto de inauguración de la Feria Internacional de la Construcción Naval, que se celebra estos días en el Instituto Ferial de Vigo, González Viñas apuntó que "el principal objetivo" de los astilleros de la Ría es "hacer barcos de gran valor añadido" y que, en ese contexto de competitividad frente a otros países, "sólo van a sobrevivir los mejores".

A ese respecto, afirmó que las empresas constructoras del naval vigués están en disposición de recuperar actividad después de los momentos de conflictividad social vividos el año pasado y anteriores. Así, en 2009 se realizaron 16 millones de horas de trabajo en los astilleros de la Ría y "antes de este verano todos los astilleros tendrán barcos firmados".

Viñas, quien hizo hincapié en la necesidad de acabar con esa conflictividad social -que calificó como "el mayor lastre", también apostó por buscar la cooperación y "complementariedad" con otros países competidores, como China, Corea o Vietnam, con los que "debe haber un intercambio no sólo comercial, sino también técnico". En ese sentido, se refirió a la importancia de que los astilleros puedan "cerrar el ciclo" y no sólo dedicarse al ensamblaje de piezas del barco, sino a la creación de los propios componentes.

Finalmente, el presidente de Navalia defendió la "formación exquisita" que, a su juicio, deben tener los trabajadores del sector y pidió que la construcción naval sea una "alternativa válida" para los jóvenes estudiantes gallegos. "Queremos generar riqueza y empleo, y que sea para jóvenes de nuestra comunidad", concluyó Viñas. INTERVENCIONES

Durante el acto de inauguración de la Feria, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó que Vigo está a la "vanguardia industrial de Galicia" gracias, en parte, al sector de la construcción naval, y recordó que 6 de los 22 astilleros privados que hay en España tiene su sede en la ría viguesa.

El presidente destacó que la Xunta aumentó en un 20 por ciento las líneas de crédito a este sector, y subrayó el papel de Navalia como "escaparate y símbolo" de la cooperación empresarial. En ese sentido, manifestó su convencimiento de que "el futuro está en el mar", en referencia al papel que la construcción naval juega a la hora de afrontar la actual crisis económica.

Por su parte, el director general de Industria, Jesús Candil, incidió en la importancia de construir barcos de "alto contenido tecnológico" para poder competir con los mercados asiáticos —de hecho, recordó, China y Corea acaparan el 70 por ciento de la construcción de buques petroleros y graneleros—, en un contexto en el que las contrataciones "están prácticamente detenidas" en Europa. No obstante, precisó que las carteras de pedidos de los astilleros "permiten cierto margen".

El director general de Caixanova, José Luis Pego, se refirió a los empresarios del sector naval como "constructores de futuro" que hacen una "apuesta ganadora". También recordó que la construcción naval aglomera a más de 300 empresas en Galicia, con más de 10.000 trabajadores y una facturación anual de unos 1.400 millones de euros.

En el acto de inauguración también intervino el alcalde de Vigo, Abel Caballero, que definió la feria Navalia como un "importante revulsivo" para la economía gallega. "Éste es el certamen de los emprendedores, ansiosos por anticiparse a la salida de la crisis", aseveró.

La Feria Internacional de la Construcción Naval, inaugurada esta tarde por Núñez Feijóo, se celebra entre hoy y el próximo jueves en el Instituto Ferial de Vigo, y prevé la asistencia de 25.000 visitantes profesionales. En el certamen de este año, el tercero, participan 750 firmas de 75 países y están previstos 800 contactos comerciales que pueden reportar una cifra de negocio superior a los 7.000 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.