Delegados de UGT y trabajadores aprenderán a calcular las emisiones y las rutinas prácticas que permiten disminuir el consumo energético. El secretario territorial de UGT en Huesca, Fernando Gállego, ha manifestado en rueda de prensa que "es el momento de actuar y tomar conciencia".

Al respecto, ha asegurado que "la solución que está a nuestro alcance" porque "pequeños gestos y prácticas pueden ser llevadas a cabo directamente por los trabajadores o proponerlas a la empresa". Estas prácticas han sido recogidas por UGT en un 'Decálogo de prácticas para reducir los consumos energéticos en centros de trabajo'.

El documento, presentado hoy en Huesca por UGT, se enmarca dentro de la Estrategia Aragonesa del Cambio Climático y Energías Limpias, promovida por el Gobierno de Aragón, y se centra en una serie de medidas que el sindicato aplicó en 2005 en su sede de Zaragoza, consiguiendo reducir diez toneladas de CO2.

Ahora, el sindicato enseñará estas prácticas a trabajadores de Huesca para su aplicación en entidades, domicilios y empresas de todos los sectores, especialmente en los "difusos", sectores sin normativa de emisiones, que producen el 52 por ciento de las emisiones de Aragón.

Como ejemplo, y según la experiencia de UGT, sustituir la luz fluorescente de ascensores por un sistema LED e instalar un detector de presencia supondría a una comunidad de vecinos un ahorro de hasta el 80 por ciento.

Las propuestas de este Decálogo, como la instalación de interruptores temporalizados, no sólo permiten ahorrar en emisiones, consumo y facturación, si no que también redunda en beneficio de la imagen de las empresas y su competitividad, de la salud y de la calidad del aire, han señalado desde la organización sindical.

Para su aplicación, los participantes en el taller aprenderán a realizar Planes de Acción, a calcular el consumo energético de las emisiones y el ahorro que supone la instalación de equipos más eficientes.

Consulta aquí más noticias de Huesca.