Si la asistencia concertada con el Hospital San Juan de Dios se hubiera realizado el año pasado con medios propios del Servicio Navarro de Salud el gasto anual se hubiese incrementado en 8 millones de euros y en 2008 ese gasto se hubiera aumentado en 7,4 millones. Así lo expuso esta mañana la consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, en comisión parlamentaria.

María Kutz, que compareció en la Cámara a petición de PSN e IUN para explicar las conclusiones del informe de Comptos sobre la gestión del concierto sanitario con el Hospital San Juan de Dios, manifestó que las cifras demuestran "lo adecuado" de la gestión de este concierto.

Defendió que el citado centro hospitalario ocupa un "lugar destacado" desde hace 30 años en la red sanitaria navarra y añadió que el presidente de la Cámara de Comptos, en la presentación del informe de fiscalización sobre este concierto, fue "tajante" al decir "que no hay un incumplimiento de la legalidad".

Explicó la consejera que son tres criterios utilizados para derivar al centro hospitalario, que se trate de hospitalización de media y larga estancia, de cirujía de menor complejidad o para cuidados paliativos.

Kutz, que consideró que la oposición utiliza este informe para "dar caña a la consejera", reconoció que todo es mejorable, "pero aquí parece que sólo es mejorable la gestión de la consejera de Salud".

Señaló asimismo que desde su departamento se vela por la calidad en la atención y por la eficiencia. "El Hospital San Juan de Dios está perfectamente integrado en la red sanitaria pública navarra y así lo ven los ciudadanos", sentenció.

"debilidades" en la gestion

La portavoz socialista María Chivite señaló que desde su grupo no se cuestiona el papel del citado centro en la sanidad navarra sino la responsabilidad de Salud en la gestión del concierto, ya que a su juicio existe "dejadez" en la gestión. Señaló además que hay "debilidades" en el control del concierto y pidió a la consejera que se "tome en serio" de las recomendaciones de Comptos.

Por su parte, Ana Figueras, de IUN, señaló del informe del órgano fiscalizador se desprende que "no han cumplido la legalidad" y añadió que son varios ya los informes relativos a salud "en los que se dice que se mejore la gestión". En su opinión, la política que se sigue desde el departamento es "criticable" y "muy mejorable" la gestión.

En defensa de la actuación del departamento de Salud, el regionalista Javier Marcotegui recordó que el presidente de Comptos "no habló de deficiencias sino de debilidades" y que señaló que el concierto se cumplía. Según destacó, Comptos se refirió a que había algunos aspectos que se podían mejorar.

Desde Nafarroa Bai, Asun Fernández de Garaialde criticó que "no se realizan estudios de costes y necesidades reales de los conciertos, que no se justifica por parte del departamento que las prestaciones que se conciertan no se pueden asumir desde la red pública y cómo se realizan las derivaciones".

El portavoz de CDN, José Andrés Burguete, indicó que, según Comptos, en la gestión del concierto hay "debilidades" que, por tanto, se deben "corregir y mejorar". Según expuso, el informe del órgano fiscalizador es una "oportunidad para mejorar" aspectos que, dijo, son "evidentemente mejorables".

Consulta aquí más noticias de Navarra.