El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, dijo hoy esperar de los sindicatos "una respuesta proporcionada" a las medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno de España para reducir el déficit público, al tiempo que les pidió "que no se olviden de que hay mucha gente en paro", así como de que "muchas familias han tenido que apretarse el cinturón" y "muchas empresas han tenido que hacer sus ajustes" para salvar la crisis.

Blanco realizó estas declaraciones en la clausura del Comité de Juventudes Socialistas que se celebró este fin de semana en Toledo y en el que estuvo acompañado por el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, José Manuel Caballero, y el secretario general de Juventudes Socialistas de España, Sergio Gutiérrez.

"Me quiero dirigir a los sindicatos y decirles que espero que la respuesta sea una repuesta proporcionada y que no se olviden de que hay mucha gente en el paro y que, por tanto, la gente que tiene gran seguridad en el trabajo deben contribuir de forma equitativa en función de lo que ganen a este esfuerzo adicional para anticipar la recuperación, volver a crear empleo y volver a entrar en la senda del crecimiento", enfatizó en relación con la reducción de los salarios de los empleados públicos.

Blanco, que se refirió a los funcionarios como "trabajadores ejemplares", afirmó que "a nadie le resulta fácil mirar a los ojos a toda esa gente y decirles que vamos a recortarles el salario", cuando, según apuntó, "son quienes hacen un gran servicio al país", velando por la seguridad pública, por la salud de la sociedad y la educación de las personas.

"Pero todo el mundo debe saber —agregó— que es lo que tenemos que hacer, que los que tienen asegurado su trabajo puedan contribuir a hacer un esfuerzo adicional para que todos puedan tener oportunidades. Hay muchas empresas que también tuvieron que hacer sus ajustes para poder salvar las empresas, hay muchas familias que se tuvieron que apretar el cinturón, que se tienen que apretar el cinturón para salir adelante".

En este contexto, pidió a los pensionistas que "no se dejen engañar por el populismo fácil" del líder del PP, Mariano Rajoy, teniendo en cuenta que fue su partido el que mientras gobernó en el España "congeló el Salario Mínimo Interprofesional, congeló las pensiones o no las subieron pese al crecimiento económico y congeló los salarios de los funcionarios". "Que no nos den ejemplo de compromiso social porque no es tolerable", agregó.

Rajoy quiere ser robin hood

"Lo que más me revuelve el estómago es ver a Rajoy ponerse el disfraz de Robin Hood", afirmó ante un centenar de jóvenes socialistas que le respondieron con aplausos, señalando que el PP "lo primero que hizo fue congelar el salario de los funcionarios" cuando alcanzó el gobierno de España pese a que la inflación estaba al 4 por ciento y no al 1 por ciento como ahora.

Además, según señaló, los 'populares', durante los ocho años de gobierno, "recortaron la cuantía y el número de becas" para los estudiantes, "no hicieron nada por la dependencia" y "fueron los más cicateros con las pensiones". Criticó en esta línea que cuando durante meses "han estado criticando el cheque-bebé, ahora lo aplaudan", una vez que el Gobierno ha anunciado su retirada.

"Es tiempo de políticos valientes y no cobardes como Rajoy", dijo Blanco, que criticó que el líder de la oposición pida recortes del gasto público contra la crisis "y no diga dé donde hay que recortar". "Es tiempo de optar entre la valentía y la cobardía, y Rajoy es cobarde", reiteró.

De esta forma, con relación a las medidas de austeridad que propuso ayer el líder del PP, Blanco le aconsejó que "predique con el ejemplo" ya que tiene la oportunidad de aplicarlas en las instituciones que gobierna. Así, le propuso empezar por el Ayuntamiento de Madrid, "que es el más endeudado y con más asesores por metro cuadrado", y seguir por la Comunidad Valenciana, "la comunidad con más paro, más endeudada y que más gasta en Canal 9, que es la vergüenza nacional de las televisiones públicas".

Financiación de partidos

En este contexto, se refirió a la propuesta del PP de reducir la financiación de los partidos políticos. "Son 24 millones de euros al año. ¿Ese es el recorte de gasto público que propone para llegar al objetivo de 50.000 millones de recorte del gasto público al año?. Qué explique el señor Rajoy cómo iba a mantener la calle Génova si se recortara la financiación de los partidos políticos, a no ser que se quiera seguir financiando por Gürtel", enfatizó entre los aplausos del público asistente.

"Es el momento del compromiso y no de la demagogia, es el momento de la gente comprometida con España, mientras que el PP está obsesionado con dañar al Gobierno, pero el enemigo no es el Gobierno, es la crisis, y con su comportamiento está dañando a España y no al Gobierno", señaló Blanco, para quien "todos los españoles están haciendo un esfuerzo excepto Rajoy, "que quiere llegar a la Moncloa con la desgracia de los españoles".

Para Blanco, el líder de la oposición "piensa que cuanto peor le vaya a España, mejor le irá a él". "Pero le digo que los españoles tendrán que juzgarlo, y los socialistas seguirán en el Gobierno y Rajoy ni siquiera en la oposición", remachó.

Reforma laboral

En este contexto, apostó por "preservar todo lo que tenga que ver con la educación", manteniendo las becas, "la innovación y la competitividad", subrayando que el empleo juvenil está entre las prioridades del Gobierno de España.

"Vamos a dar respuesta al insostenible paro juvenil del país, por eso confío enormemente en la responsabilidad de los sindicatos y empresarios para sacar una reforma laboral que ha posible una salida a los jóvenes sin empleo", subrayó Blanco, para quien es momento de "abordar soluciones contra la sangría de destrucción de empleo, sobre todo entre los jóvenes".

Asimismo, en su intervención, el vicesecretario general del PSOE apeló a los principios fundamentales de Europa "convivencia, solidaridad y generosidad", defendiendo el plan de rescate a Grecia. "Frente a la especulación financiera se puede trabajar y luchar con más unidad, más cooperación y más solidaridad y frente a los poderosos, más gobierno común", afirmó.

Por ello, confió en la "unidad de la Unión Europea" y del resto de naciones, especialmente las que forman el G-20, para regular el mercado contra la especulación. "La desregulación nos ha metido en esta crisis y esto no ha llevado a ajustes y sacrificios", dijo Blanco tras indicar que las decisiones adoptadas en España "se está tomando en el resto de países europeos".

Consulta aquí más noticias de Toledo.