El presidente del Partido Popular de Cantabria, Ignacio Diego, señaló hoy que el presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Dolores Gorostiaga, "deberían hacer las maletas e irse" en un ejercicio de "responsabilidad y reconocimiento "de su incapacidad, si bien opinó que no lo harán "ni uno ni otro".

Diego se pronunció así en una entrevista en Radio Nacional, en la que participó Europa Press, y en la que también consideró que el presidente cántabro y secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, debería plantear la cuestión de confianza, aunque también se mostró convencido de que "no va a hacer ni eso, ni absolutamente nada".

El líder de los populares cántabros hizo estas consideraciones en relación con la polémica suscitada en torno a la paralización de las obras del AVE a Cantabria, aspecto sobre el que se mostró convencido de que la comunidad autónoma no contará con tren de alta velocidad "mientras gobiernen el señor Revilla y el señor Zapatero".

Diego señaló que el deseo del PP es que los cántabros se den cuenta de que "después de seis años largos de Gobierno del señor Rodríguez Zapatero con un regionalista como el señor Revilla en la presidencia del Gobierno de Cantabria, no se ha hecho nada, ni un solo papel", e indicó que esto es así "hasta el punto" de que el propio ministro de Fomento, José Blanco, "afirmaba ayer que hay dos trazados, uno mas barato que el otro, y que no va a hacernos el más caro a los cántabros porque sería un capricho en estas circunstancias".

Diego destacó que el titular de Fomento "debe saber que hay un solo trazado, que salió a información pública, y que desde entonces no se ha hecho absolutamente nada, salvo engañar permanentemente a los ciudadanos de esta región por parte del señor Zapatero y con la complicidad del señor Revilla", apostilló.

Destacó a continuación que el Gobierno de José María Aznar "dejó ya en 2002 un trazado definido, sacado a información pública", e indicó que todo lo demás "es ese mundo que ha creado el señor Revilla junto con la señora Gorostiaga, en el que participan Blanco (ministro de Fomento) y Zapatero, de mentira sobre mentira, y un follón para que nadie se entere de nada".

En relación con las afirmaciones de la secretaria general del PSC-PSOE, de que Cantabria no va a ser marginada en cuanto al AVE por el compromiso que tiene Rodríguez Zapatero, el presidente del PP cántabro se preguntó "¿qué compromiso, si lleva gobernando ya siete años en Cantabria, seis años de esos con Zapatero, y no se han ocupado, que es lo grave, de que hoy en Cantabria tengamos la certeza, cuando menos, de un trazado?".

Moción de censura

Diego rechazó que el PP se plantee presentar una moción de censura en Cantabria porque éstas se presentan "para ganarlas" y no le van a dar "ese placer al señor Revilla" de quien dijo que "aprecia tanto su sillón que pone por delante el interés suyo de quedarse en ese sillón a los intereses de Cantabria, y el PP no va a jugar con cosas tan serias como una moción de censura", apostilló.

Moción que, dijo, tampoco se plantea Mariano Rajoy en el caso del presidente de España, por el mismo motivo, si bien el líder nacional del PP intentará "hacer ver a los otros grupos parlamentarios la necesidad de promover un cambio", señaló Diego, quien ayer asistió en Madrid a la reunión que el presidente del PP mantuvo con los barones de su partido.

En cuanto a la posibilidad de que Revilla cumpla sus amenazas de romper el pacto que mantiene con el PSOE si no se reconduce el tema del AVE, Ignacio Diego aseguró que ni a él ni a su partido le preocupa lo que diga Revilla "que tiene perdida la credibilidad".

Señaló que tampoco le preocupan las "disputas" internas que mantenga éste con la secretaria general del PSC-PSOE, Dolores Gorostiaga, que —dijo— "las tienen, y son evidentes, y la culpa no es el incumplimiento del AVE; son muchos otros asuntos que vienen previamente generando tensión y desencuentros, y que hacen que un Gobierno malo de por sí, sea absolutamente inútil en la gestión ahora mismo".

Frente a ello, Diego destacó que el PP tiene un proyecto político "alternativo", que lo ha defendido en el Parlamento, y lo ha presentado a la sociedad, y tiene "cuadros de personas perfectamente preparados para gestionar esta región, y dar soluciones a los problemas que tienen los cántabros", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.