Según recoge la Memoria de 2009 de la Policía Municipal vallisoletana, el pasado ejercicio se desplegaron 961 controles preventivos, más de un centenar por encima de los 856 de 2008. De ellas, 75 pruebas fueron positivas. Este dato señala una ratio del 1,1 por ciento, inferior al 1,5 por ciento que se detecto en 2008.

El número total de intervenciones policiales por alcoholemia —controles preventivos, accidentes e infracciones— registró un menor trabajo para los agentes municipales, con 446 frente a las 515 de 2008, un 13,4 por ciento menos. El pasado ejercicio, se realizaron actuaciones en 152 siniestros de circulación y en 173 conductores que cometieron infracciones.

Así, en el caso de los accidentes de tráfico se hicieron 254 pruebas de aire espirado, de las que 151 fueron positivas o bien el implicado se negó a someterse a ellas. En otro caso más se tuvo que recurrir a las pruebas clínicas en sangre.

En cuanto a las infracciones de tráfico, la totalidad de los 128 conductores a quienes los agentes dieron el alto por conducción irregular dieron resultados positivos en las pruebas, si bien sólo se dedujeron 45 denuncias administrativas. 14 de ellos se negaron a someterse al test de alcoholemia.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.