Las mujeres iraquíes no están mejor en la era post-Sadam - AI
Reuters Reuters

En un informe titulado 'Irak: Decenios de sufrimiento', la organización dijo que mientras que la represión sistemática que existía con Sadam Husein ha finalizado, ha sido reemplazada por un incremento de los asesinatos y los abusos sexuales, incluidos los de las fuerzas estadounidenses.

Washington prometió que el derrocamiento de Husein liberaría al pueblo iraquí de años de opresión y lo pondría en el camino hacia la democracia. Sin embargo Amnistía dijo que la inseguridad de la posguerra había dejado a las mujeres expuestas a la violencia y restringido sus libertades.

'La ausencia de ley y los crecientes asesinatos, secuestros y violaciones que siguieron al derrocamiento del gobierno de Sadam Husein han restringido la libertad de movimiento de las mujeres y su capacidad para ir al colegio o al trabajo', dijo Amnistía.

'Las mujeres han sido objeto de amenazas sexuales por miembros de las fuerzas dirigidas por Estados Unidos y algunas mujeres detenidas por efectivos estadounidenses han sido sometidas a abusos sexuales, posiblemente violadas', agregó.

Amnistía dijo que varias mujeres detenidas por las tropas norteamericanas habían hablado con ellos en entrevistas de palizas, amenazas de violación, tratamientos vejatorios y largos periodos de incomunicación.

El Pentágono dijo que no había visto el informe, pero se tomó con seriedad las denuncias sobre abusos a los detenidos.

'Hemos demostrado nuestro compromiso para asegurar que ese tipo de comportamiento sea identificado o tratado con propiedad', dijo en Washington el portavoz teniente general Joe Richard.

'Con este informe, nos gustaría tener la oportunidad de revisarlo y examinar la validez de las denuncias'.

Amnistía dijo que activistas a favor de los derechos de las mujeres y líderes políticos también habían sido el objetivo de grupos insurgentes armados.

Las mujeres continuaban sufriendo discriminaciones legales bajo las leyes que conferían a los hombres impunidad efectiva para golpear a sus mujeres y tratar con indulgencia a los denominados asesinos por 'honor', dijo el grupo.

'Dentro de sus propias comunidades, muchas mujeres y niñas siguen estando en riesgo de muerte por parte de sus familiares hombres si se les acusa de comportamientos que lleven la deshonra a la familia', dijo el grupo, destacando algunos intentos por parte de fanáticos religiosos para hacer las leyes más represivas contra las mujeres.

En el lado positivo, el informe dijo que se habían formado varios grupos a favor de los derechos humanos de las mujeres, incluidos algunos que se centraban en la protección a la violencia.

Amnistía pidió a las autoridades iraquíes y a los miembros elegidos recientemente de la Asamblea Nacional que reflejaran los derechos de las mujeres en la nueva constitución.

Entre estos se incluía la consideración de las muertes por honor como un asesinato, la declaración de ilegalidad de la violencia dentro del matrimonio y asegurar que el castigo sea proporcionado con el crimen cometido.

/Por Jeremy Lovell/