Zapatos sospechosos
En la imagen los zapatos sospechosos de portar un circuito electrónico capaz de activar una bomba. EFE

Es la última alarma de terrorismo en los aeropuertos: los zapatos vibradores por los que un pasajero fue detenido en el aeropuerto de Karachi (sur de Pakistán), después de que las autoridades encontraran un circuito eléctrico montado en el hueco de sus zapatos.

El suceso tuvo lugar en la noche del domingo y, según el canal televisivo Geo Tv, el sospechoso detenido, Faiz Mohammad, trabaja como ingeniero civil y se dirigía a la ciudad de Muscat, en el emirato de Omán, en un vuelo de la aerolínea internacional Thai Airways.

El detenido procede de Mansehra, una de las áreas más problemáticas y conflictivas de Pakistán No sería la primera vez que un terrorista intenta coger un vuelo con una bomba en sus zapatos y dado que el circuito electrónico oculto en el hueco de los zapatos podría ser usado para activar una bomba si se conecta con explosivos, lo que en un principio eran unos zapatos terapeúticos, le costaron al ingeniero civil Faiz Mohammad ser retenido y perder el vuelo que pretendía coger.

Según una fuente de inteligencia citada por el diario paquistaní The News, el personal de seguridad pidió al pasajero que se quitara los zapatos mientras pasaba el control de seguridad, después de que una de las máquinas detectara material sospechoso.

"Los dos circuitos estaban completos y podían haber funcionado como un detonador si se unen con material explosivo", dijo un oficial al canal televisivo Dawn bajo condición de anonimato.

Según esa fuente, cada circuito estaba unido a dos pilas y un pequeño interruptor, con un sencillo sistema de on/off.

El detenido, que está siendo interrogado por las autoridades paquistaníes, procede de Mansehra, una localidad situada en la provincia noroccidental de Khyber-Pakhtunkhwa, una de las áreas más problemáticas y conflictivas de Pakistán.