Según informaron hoy fuentes policiales, la sala 091 recibió una llamada de un ciudadano que sospechaba que se estaba produciendo un robo en el interior de un domicilio, por lo que agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana se dirigieron a la vivienda y comprobaron que la puerta de acceso se encontraba entreabierta y el cerrojo echado.

Tras llamar al timbre sin recibir respuesta y ante la sospecha de que pudiera tratarse de un robo y los ladrones aún estuvieran en el interior del domicilio, los policías decidieron entrar al inmueble pero no encontraron a ninguna persona.

No obstante, detectaron en el en el salón una gran cantidad de hongos esparcidos a modo de secado sobre una mesa, así como dos cajas que contenían cultivo de hongos, por lo que procedieron a cerrar la puerta de la vivienda y custodiar la entrada hasta la tramitación del correspondiente mandamiento judicial.

Posteriormente, se hicieron cargo de las gestiones agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial-Udyco, quienes localizaron al morador de la vivienda y procedieron a su detención, después de que el joven indicara a los investigadores que la sustancia hallada en su domicilio eran hongos alucinógenos.

El detenido, sin antecedentes anteriores, fue puesto a disposición de los Juzgados de Instrucción de Guardia de Alicante, indicaron las mismas fuentes.

Consulta aquí más noticias de Valencia.