Los animales se pusieron nerviosos después de que varias personas se acercaran a tocarlos, entre ellas un niño que molestó a los animales con una espada de juguete.

Una de las vaquillas salió corriendo por la calle Mayor del municipio, pero fue reducida pocos minutos después por agentes de los Mossos d'Esquadra y la policía local.

La otra deambuló por las afueras de Montblanc durante tres cuartos de hora, tras lo que también fue atrapada, según confirmó a Europa Press la policía autonómica.

Aunque ninguna persona resultó herida directamente por los animales, un hombre se lesionó un dedo mientras los asistentes de la feria corrían huyendo de las vaquillas.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.