El presidente de Castilla-La Mancha acudió primeramente a la Romería sobre las 10.30 horas y realizó el recorrido de las casetas, donde saludó y charló con los participantes.

Después, a las 11.00 horas, asistió a la misa solemne que se celebra en la ermita de la Virgen del Valle con motivo de esta celebración, junto al alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, y miembros de su gobierno como la vicepresidenta, María Luisa Araújo.

Por su parte, la secretaria general del PP llegó a la Romería sobre las 11.45 horas tras participar en la clausura de la Comisión de Trabajo y Empleo que los 'populares' castellano-manchegos celebraron en el Hotel Beatriz de Toledo.

Cospedal acudió a la Romería acompañada de dirigentes del partido como el secretario regional, Vicente Tirado, o la portavoz del Grupo Popular, Ana Guarinos. Tras pasar por las casetas y saludar a la gente, en la entrada de la ermita coincidió con el alcalde de Toledo, y ambos se saludaron. Abandonó la Romería cerca de las 13.30 horas tras aguardar su turno para tocar las campanas de la ermita.

De esta forma, aunque ambos acudieron a esta multitudinaria fiesta toledana, que se celebra en el Valle de Toledo y en la que cada año participan cientos de personas, no tuvieron ocasión de coincidir ni de saludarse.

Desde que la tramitación del texto de reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha decayera en el Congreso, Barreda y Cospedal han coincidido en un par de ocasiones. La primera, el viernes 23 de abril, en la cena que con motivo de su Asamblea General celebró Caja Rural de Toledo, y la segunda en el pleno monográfico sobre la retirada del Estatuto celebrado el pasado lunes en las Cortes regionales, donde ambos protagonizaron un intenso 'cara a cara'.

Consulta aquí más noticias de Toledo.