Los ‘latin kings’ se comprometen a echar al que incumpla la ley
Miembros de los latin haciendo el saludo antes del partido de baloncesto. Hugo Fernández

Los latin kings quieren ser una entidad más de la sociedad catalana y preparan acciones para mejorar su imagen pública y su integración social. Para empezar, han decidido que expulsarán de la banda a aquellos que incumplan la ley, para evitarse la mala prensa, según han anunciado a 20 minutos.

Preparan una nueva reunión con los líderes de las dos facciones de Ñetas (la otra banda más numerosa) que hay en Barcelona. El objetivo de este nuevo encuentro es fortalecer la paz que hay entre las dos bandas, que jamás se habían llevado tan bien, según explicó Sebastián Barrios, miembro de la banda.

Estos cambios les permitirán legalizarse como entidad, lo que ahora es uno de sus principales objetivos
Estos cambios les permitirán legalizarse como entidad, lo que ahora es uno de sus principales objetivos. En esta tarea cuentan con el apoyo del Ajuntament y de la Generalitat que quieren su integración para evitar las peleas que ha habido hasta ahora.

Desde Ecuador

La dirección de Latin King en Ecuador cambió hace más de un año y envió a sus compañeros de Barcelona una lista de propósitos que se debían cumplir. Su legalización era uno de los más importantes.

En las ‘canchas’

Los pewes, que es como se llama a los latin kings menores de edad, participaron ayer en un torneo de baloncesto que organizaron en una cancha pública, lugar donde más se les puede ver.

Que Madrid tome nota

La paz entre bandas firmada en Barcelona es bastante difícil que llegue a Madrid, que es donde peor se llevan entre ellos. Estos días están habiendo negociaciones, pero el acuerdo parece aún lejano.

En la capital española hay dos facciones de Latin King que están enfrentadas entre ellas, además de los ñetas, con los que tampoco se llevan bien.

Hace tiempo, los ñetas mataron a un destacado miembro de los latin de Madrid y, según parece, hace dos semanas llegó la venganza. Los latin de Barcelona confían en que Madrid tome nota.

NOTICIAS RELACIONADAS