Deuda griega
Vestíbulo de la bolsa de Atenas. Orestis Panagiotou / EFE

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajó este miércoles la calificación de la deuda española a largo plazo hasta 'AA' desde 'AA+' con perspectiva negativa, lo que deja abierta la posibilidad de nuevos recortes en la nota a medio plazo. Las rebajas provocaron el desplome el martes de las bolsas mundiales

La decisión llega un día después de que la calificadora de riesgos recortara la nota de la deuda griega a la categoría de 'bonos basura' y la de Portugal en dos escalones, hasta 'A-' desde 'A+', con una perspectiva "negativa" en ambos casos.

Estas rebajas provocaron el desplome el martes de las bolsas mundiales, entre ellas la española, que sufrió su segunda mayor caída del año. Este miércoles, la decisión de rebajar la calificación de la deuda de España se conoció poco antes del cierre del mercado español, que acabó con pérdidas del 3%.

Así, los mercados se han visto afectados por la incertidumbre sobre la ayuda financiera a Grecia, que necesita hasta 120.000 millones de euros para evitar la bancarrota, como se ha conocido este miércoles.

Diferencias con Grecia y Portugal

No obstante, pese a la rebaja, Standard & Poors explicó que la deuda española sigue manteniendo una "nota excelente" que refleja la "fuerte capacidad" del país para cumplir con sus compromisos financieros. El analista encargado de España Marko Mrsnik destacó que, aunque España, Grecia y Portugal comparten su pertenencia a la zona euro, hay "diferencias fundamentales" entre ellos, dado que en el caso de España la tasa de impago "es cero" y de momento no ha variado. La economía española "debe cambiar un modelo de crecimiento impulsado por el crédito

S&P considera que el Ejecutivo español va a cumplir con su objetivo presupuestario para 2010, pero ve más difícil que se logre la reducción del déficit público para 2013, porque el periodo de bajo crecimiento económico será más largo de lo previsto, a lo que se sumará un incremento de los tipos de interés.

No obstante, la agencia "no ve riesgo alguno" para que España pueda captar en los mercados internacionales la financiación necesaria para cubrir la deuda del Estado, que cifra en 80.000 millones de euros para 2010. Según el analista, la rebaja responde al cambio de opinión sobre la economía española, que "debe cambiar un modelo de crecimiento impulsado por el crédito". La menor disponibilidad de crédito afectará al crecimiento del PIB, por lo que la reactivación económica pasará necesariamente por el "desapalancamiento" del sector privado.

Llamamiento a la responsabilidad

Por su parte, la Comisión Europea hizo un llamamiento a las agencias internacionales de calificación de riesgos a comportarse de forma "rigurosa y responsable", en relación con la evolución de la crisis griega. Bruselas trata de asegurarse de que estos analistas no incurren en conflictos de intereses

El Ejecutivo comunitario "vigila muy de cerca el comportamiento del mercado financiero y de sus actores principales durante esta crisis", advirtió en primer lugar el portavoz de Asuntos económicos y monetarios, Amadeu Altafaj. Poco después, la portavoz comunitaria de Mercado interior y servicios, Chantal Hughes, recordó que la CE ya ha tomado medidas destinadas a establecer dentro de la Unión un nuevo marco reglamentario para las agencias de notación, cuyo papel a lo largo de la crisis financiera internacional ha sido muy criticado.

Bruselas trata de asegurarse, entre otros objetivos, de que estos analistas y consultores no incurren en conflictos de intereses, utilizan métodos de evaluación correctos y transparentes, y actúan con responsabilidad."No corresponde a la Comisión Europea", aclaró la portavoz, "decir si la calificación dada por una u otra agencia es correcta o no". La Comisión "permanecerá vigilante", recalcó la portavoz del comisario Michel Barnier.

Reacciones

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, lanzó, tras conocer la noticia, un "mensaje de tranquilidad a los ciudadanos y de confianza a los mercados". De la Vega declaró desde el Congreso que España está preparada para asumir sus compromisos y que el Gobierno tiene un plan serio de consolidación fiscal y reducción del déficit. Campa aseguró que S&P "no deja de ser un agente del mercado que emite una opinión"

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, se sorprendió por la rebaja y previó que el impacto que probablemente tenga sobre los mercados financieros será "limitado". Además, aseguró que S&P "no deja de ser un agente del mercado que emite una opinión" que, dijo, está "fuera" de las estimaciones recientemente emitidas por otros analistas y organismos internacionales.

Por su parte, el primer ministro luso, José Sócrates, salió este miércoles en defensa de la "credibilidad internacional" de Portugal y subrayó que el país cumple los compromisos.