UGT y CC.OO. prevén un repunte de los casos de asbestosis en Galicia porque, según recordaron, el uso del amianto no se prohibió hasta 2002 y esta enfermedad suele aparecer a los 20 o 30 años de estar en contacto con este material.

El número de afectados de asbestosis que se han detectado en la comunidad, unos 7.000, se concentran en el sector naval y en la comarca de Ferrolterra. No obstante, ambos sindicatos temen que la aparición de casos se generalice en todas las provincias gallegas, así como españolas y sectores productivos.

En rueda de prensa, la secretaria de salud laboral y medio ambiente de CC.OO., Ascensión Esteban, consideró que los afectados de Ferrolterra constituyen la "punta" de un "gran iceberg" que, pronosticó, comenzará a reflejarse en las estadísticas.

A este respecto, su homólogo de UGT, Carlos Bellas, advirtió de que no se cumple la legislación vigente en relación al amianto y que los trabajadores que se dedican a retirar fibrocemento y chapas de uralita lo hacen sin tomar precauciones.

"Se sigue trabajando con amianto", insistió Esteban, quien subrayó que, pese a la obligación de que las empresas se registren en el caso de manipular este material, la política de subcontrataciones contribuye al descontrol en este sentido.

"vía crucis" para ver reconocida como enfermedad profesional

Bellas explicó que las fibras de asbestos, que causan esta enfermedad pulmonar, son imperceptibles y, por ello, se han descubierto en Narón (A Coruña) casos de mujeres de trabajadores del naval afectadas por lavar la ropa de sus maridos. "Hoy se emplean buzos desechables o se deja la ropa en taquillas cerradas", señaló.

En esta línea, destacó el "via crucis" que afrontan estas familias para ver reconocida su dolencia como producto de su actividad laboral. Esteban apuntó que el cambio de razón social de las empresas del naval dificulta que los trabajadores afectados sean indemnizados por ello.

Concentraciones de denuncia

Estas razones y la previsión de que comenzarán a "aflorar" más casos de asbestosis han llevado a UGT y CC.OO. a programar diversas concentraciones para denunciar esta situación, tanto en Ferrol como en otros puntos de la comunidad, y, así, evitar que aparezcan nuevas víctimas.

En concreto, celebrarán, en colaboración con la Asociación Galega de Vítimas do Amianto (Agavida), una manifestación en Ferrol; otra ante la sede de la Confederación de Empresarios de A Coruña; y ante las delegaciones territoriales de la Xunta en el resto de provincias gallegas.

Día internacional de salud y seguridad laboral

Aparte, UGT y CC.OO. conmemorarán el Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo con un acto central en Ferrol, bajo el lema 'Con sindicatos el trabajo es más seguro', que pretende recordar a todas las víctimas de siniestros laborales y reivindicar un mayor compromiso en la defensa de la prevención de riesgos.

Su objetivo es destacar la figura del delegado de prevención de riesgos y la obligatoriedad de que todas las empresas consulten con los trabajadores y sus representantes las cuestiones vinculadas a esta materia.

Según aseguraron, el 81 por ciento de las empresas gallegas son pequeñas o muy pequeñas —tienen menos de seis trabajadores— y carecen de representación sindical o participación de sus empleados en la prevención. Sólo un 10 por ciento de las empresas que cuentan con entre seis y 10 trabajadores disponen de un delegado.

Ambos sindicatos denunciaron la escasa declaración de enfermedades profesionales con baja, que en 2009 ascendieron a 860 en Galicia. A su juicio, las estadísticas de dolencias profesionales no reflejan la situación de los trabajadores, como es el caso del naval, donde están reconocidas cuatro enfermedades causadas por el amianto.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.