«El recorrido se puede hacer en una hora, pero, según el tráfico, a veces tardamos una hora y 20 minutos», asegura uno de los conductores.

Siete vehículos circulan en esta línea, y cada uno  lleva entre 600 y 750 personas a diario, nos confirman.

Demasiada mochila

La mayoría de los pasajeros son estudiantes. «Los que van a la escuela de idiomas, a institutos y a las universidades», cuenta Ana. «Entre las 13.00 y las 14.00 horas viajamos como ovejas», protesta Mercedes. «Aquí lo que necesitamos son autobuses de esos largos», sentencian los pasajeros. «A veces van tan llenos que pasan de largo y toca esperar al próximo», cuenta Jesús, otro usuario.

Un truco para reducir las esperas a diez minutos es combinar con las líneas C1 o C2, que hacen casi el mismo recorrido.

Al no pasar por el centro, no soporta atascos, «pero si se cierra el paso a nivel, por el tren, demoramos un poco», dice un conductor. «La manifestación de los martes en Pajarillos ya la conocemos», nos cuenta otro pasajero. Lo que sí que les disgusta es cuando pasan por calles estrechas como en el paseo del Cauce y en la calle Gabriel y Galán, ahí, si hay doble fila o repartidores, también toca esperar.

Dinos... ¿funciona bien la línea SC?
Cuéntanoslo en...
nosevendevalladolid@20minutos.es
C/ Santiago, 28, 3.º B. 47001.
o en www.20minutos.es