Najwa no quiere quitarse el velo ni cambiarse de centro escolar

Algunas de las cuatro menores que han decidido llevar 'hiyab' en el instituto de Pozuelo.
Algunas de las cuatro menores que han decidido llevar 'hiyab' en el instituto de Pozuelo.
JJ Guillén / EFE

La rebelión a favor del velo en las aulas sube un escalón. La decisión del instituto Camilo José Cela de Pozuelo de seguir prohibiendo el uso del hiyab ha movilizado a los musulmanes: el padre de Najwa rechaza trasladar a su hija a otro instituto próximo donde aceptan el velo y la comunidad islámica demandará al centro ante el Constitucional.

La Consejería de Educación ha encontrado un instituto alternativo para Najwa que no prohíbe el velo a sólo 400 metros del Camilo José Cela. Sin embargo, el padre de la niña no ha aceptado la oferta: "Para iniciar el expediente de traslado, los padres tienen que tomar la iniciativa. Todavía no han hablado con el director", explicó en la tarde del miércoles una portavoz del instituto. "Nosotros tampoco tenemos constancia", añadió Educación.

De hecho, Najwa volvió a ausentarse de clase el miércoles y su padre no contestó al teléfono para aclarar sus intenciones. En cambio, sí asistieron las otras cuatro compañeras que se solidarizaron con ella, pero esta vez sin velo: "Le dije a Fátima que deje de llevar el hiyab, su postura ya está clara, pero las reglas hay que cumplirlas y no se puede permitir perder el curso", contó Jaled Zerrad, el padre de una de las compañeras de Najwa.

Mientras, la rebelión de las niñas se ha convertido en caballo de batalla para la comunidad islámica, que estudia llevar al instituto ante el Tribunal Constitucional por "violar la libertad religiosa y el derecho de educación". La demanda, planteada por la Federación de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri), "está encima de la mesa", según Mohamed Kharchech, de la Feeri.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento