Durante la première mundial, en Berlín, Moore apareció del brazo de su
marido, el también actor Ashton Kutcher, bastante más retraído que ella por la presencia de los flashes. Preguntada por si la causa de tanta belleza ha sido el bisturí, la ex de Bruce Willis contestó categórica: «La belleza es algo interior y si eres feliz se refleja en tu cara».

Moore hizo pocas concesiones a preguntas personales, como la que aludía a una nueva maternidad.