Ha acertado de lleno señor Morales. Sólo hemos tardado un día (cito sus palabras) en dar la coña los fans pro-palestinos con nuestros, «supuestos genocidios» y nuestra historia contada a «nuestra manera», que curiosamente es la manera de la ONU. Efectivamente, hay que dar el beneficio de la duda a Sharon, al fin y al cabo él «supuestamente» sólo se limitó a ordenar cerrar las salidas de Sabra y Chatila con sus tanques para que nadie escapara, y el trabajito lo hicieron las Falanges Cristianas Libanesas durante tres días de horror. Además, seguro que los 3.000 niños, mujeres y ancianos se hacían «supuestamente» los muertos. Y aún es más, empiezo a sospechar que los que viven en campos de refugiados desde hace casi 50 años, están en realidad haciendo camping y sólo intentan desacreditar a Israel.