En su discurso en el acto de entrega del Premio Internacional de Investigación Cervantista "José María Casasayas", Valverde señaló que la universidad fue "la primera muestra de para qué servía la autonomía política" y la demostración de lo unidas que estaban democracia, educación y progreso porque, cómo dijo el entonces consejero de Educación, José María Barreda, "no tendremos futuro sin esta institución clave".

El consejero abundó en esta idea al recordar que "la educación es el principal vector de futuro" y al afirmar que "necesitábamos esta universidad que promueve la igualdad real de oportunidades" y, gracias a ella, "hoy la sociedad económica y empresarial puede tener la inteligencia y la capacidad de incorporar a jóvenes, a estudiosos y a investigadores que proceden de las aulas universitarias que no teníamos en 1982".

En cuanto al premio "José María Casasayas", que en su primera edición ha recaído en Carmen Rivero Iglesias por su tesis doctoral "La recepción e interpretación del Quijote en la Alemania del Siglo XVIII", José Valverde comentó que se trata de un acontecimiento académico e intelectual de primer orden y felicitó en nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha a los promotores de su creación, ya que "han hecho posible que hoy conozcamos mucho mejor a Cervantes y al Quijote y La Mancha del Siglo de Oro".

El consejero de Presidencia también tuvo palabras de felicitación para la ganadora de este primer premio "Casasayas" y subrayó que "tesis como ésta nos ayudan a recordar la inagotable fuente de conocimientos que es el Quijote y las interpretaciones que sobre la obra ha habido a lo largo del mundo y de la historia".

Carmen Rivero Iglesias nació en 1980 en Gijón y se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo en 2002 donde se doctoró años más tarde con la tesis ahora galardonada con el primer premio "Casasayas". Actualmente, después de pasar por distintas universidades europeas, es profesora ayudante en el departamento de Filología Española de la Universidad de Münster (Alemania).

El premio "José María Casasayas" surgió con el fin de apoyar la investigación en el ámbito de cervantismo y, al mismo tiempo, con la intención de honrar la memoria de José María Casasayas i Truyols, fundador de la Asociación de Cervantistas.

A la primera edición de este certamen, que organiza el Ayuntamiento de Argamasilla de Alba con el patrocinio de la Junta de Castilla-La Mancha y la colaboración de la Asociación de Cervantistas, la Universidad de Castilla-La Mancha y la Cátedra de Estudios Hispánicos de IE Universidad, se presentaron ocho trabajos.