La Red ciudadana por el acuerdo y la consulta, Lokarri, impulsará una campaña de adhesiones a la Declaración de Bruselas, suscrita por 20 líderes internacionales que hacen un llamamiento a ETA para que declare un alto el fuego permanente y verificable y anima al Gobierno a dar una respuesta adecuada, por considerar que este documento "resume a la perfección los pasos necesarios para abrir un nuevo proceso de paz" y es un apoyo internacional "muy importante" al impulso de la paz.

En rueda de prensa para dar a conocer esta iniciativa, el coordinador de Lokarri, Paul Rios, recordó que, recientemente, la red ciudadana por el acuerdo y la consulta, ha presentado un informe de situación del proceso de paz y destacó que el análisis es "esperanzador, aunque aún hay muchos obstáculos que dificultan que una nueva oportunidad para la paz sea una realidad".

En ese sentido, destacó dos hechos "esperanzadores" ocurridos en los últimos meses, como la presentación del documento "Zutik Euskal Herria", en el que la izquierda abertzale "manifiesta su compromiso con los medios exclusivamente políticos y democráticos y la ausencia de violencia, adhiriéndose a los principios Mitchell" y la Declaración de Bruselas, "suscrita por 20 líderes internacionales, en la que hacen un llamamiento a ETA para que declare un alto el fuego permanente y verificable que, debidamente respondido por el Gobierno, favorezca el avance hacia la paz".

Tras reconocer que "la oportunidad y la esperanza creadas son muy frágiles" y que hay "importantes obstáculos", Ríos indicó que ETA "no ha adoptado ningún compromiso concreto, como la declaración de un alto el fuego" y, por su parte, el Gobierno, "con su últimas decisiones, no está facilitando la consolidación de esta nueva oportunidad".

El coordinador de Lokarri señaló que esa desconfianza respecto a las intenciones de la izquierda abertzale y de ETA es "muy profunda, tanto en la sociedad como en una buena parte de los partidos políticos". En su opinión, esta desconfianza "también se ve alimentada por la falta de avances concretos, de hechos reales y palpables que permitan pensar que nos encontramos en una situación más cercana a la paz".

Ríos recordó que, en el último informe del Observatorio social del Proceso de Paz, correspondiente a invierno de 2010, Lokarri se comprometía a impulsar una campaña de difusión de la Declaración de Bruselas y, en cumplimiento de ese compromiso, presentó hoy esta iniciativa.

Pasos necesarios

Según dijo, la Declaración de Bruselas "resume a la perfección los pasos necesarios para abrir un nuevo proceso de paz" porque, por un lado, "se hace un llamamiento a ETA para que declare un alto el fuego permanente y verificable" y, por otro, "anima al Gobierno a dar una respuesta adecuada a ese alto el fuego".

El responsable de Lokarri subrayó que "si el alto el fuego de ETA y la respuesta adecuada del Gobierno se hacen realidad, desaparecerán muchos de los obstáculos para lograr la paz" porque "son hechos concretos y reales que aportarían la esperanza y la confianza necesarias para avanzar de manera irreversible hacia la paz".

Ríos destacó que la Declaración de Bruselas "representa un apoyo internacional muy importante al impulso de la paz" y se mostró convencido de que "sólo es un primer paso". Según insistió, "si sus llamamientos son atendidos, la sociedad vasca contará con un fuerte respaldo internacional en un futuro proceso de paz".

Por ello, consideró necesario "sumar el apoyo de la sociedad vasca" porque "el impulso local e internacional representan una contribución esencial para que se den estos pasos imprescindibles y aprovechar la oportunidad".

Antes de presentar la campaña, Lokarri se ha puesto en contacto con los impulsores de la Declaración para contrastar su opinión sobre la iniciativa y la han considerado positiva, explicó Ríos.

Lokarri difundirá sus contenidos con un envío por correo postal de más de 10.000 folletos, el reparto en la calle de 50.000 hojas de mano, la celebración de 20 charlas y el trabajo en internet y las redes sociales. Todo ello con la intención de que conseguir la adhesión "de todas las personas que consideran que un alto el fuego de ETA y una respuesta adecuada del Gobierno los pasos concretos y necesarios para avanzar hacia la paz"

Toda las personas que quieran apoyar la declaración podrán hacerlo en la página web de Lokarri (www.lokarri.org) o en el teléfono 902 42 10 10.

Oportunidad "muy fragil"

Lokarri reiteró que "la oportunidad abierta es muy frágil y queda mucho camino por recorrer". "Tiene que concretarse y ser irreversible, porque, como sociedad no nos podemos permitir una nueva frustración", advirtió, para añadir que "está en juego nuestra capacidad de resolver este problema de manera ordenada y dialogada y nuestra capacidad para articular una convivencia desde el respeto a los derechos humanos y al pluralismo".

Ríos dijo que estos meses "serán determinantes" y destacó que Mandela, De Klerk, Currin, Hume, Williams y los demás líderes internacionales "han hecho un regalo a la sociedad vasca y están poniendo en juego su prestigio y su nombre colaborando en nuestro objetivo de conseguir la paz".

Esta campaña, afirmó, quiere ser "una manera de agradecer su esfuerzo y demostrarles que también la sociedad vasca, por encima de las desconfianzas y recelos, está dispuesta a volver a intentarlo".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.